Ratio de liquidez ¿Qué es y cómo calcularlo?

Ratio de liquidez

Cuando hablamos de financiamiento, la liquidez es un aspecto crucial a considerar, siendo el índice de liquidez un instrumento contable esencial para determinar la capacidad actual de pago de un prestatario. Simplemente, esta relación refleja si un individuo o empresa puede pagar las cuotas en un lapso de un año o antes, sin asistencia financiera externa. Te enseñaremos todo lo relacionado al Ratio de liquidez para que estés al día en este importante tema.

Todo lo que debes saber del ratio de liquidez

El ratio de liquidez o índices de liquidez son los indicadores que miden la facultad de una empresa para cumplir con sus deberes y deudas en periodo de máximo un año, es decir miden si una empresa puede liquidar sus pasivos a corto plazo cuando expiran.

Los índices de liquidez son el resultado de dividir el efectivo y otros activos líquidos entre los pasivos corrientes. Sus resultados reflejan el número de veces que las obligaciones están cubiertas por el efectivo y los activos líquidos, por lo tanto, si el valor es mayor que uno, significa que los compromisos a corto plazo están totalmente cubiertos.

Considerando los activos líquidos, se analizan las obligaciones financieras presentes para validar el límite de seguridad de una empresa. En general, cuanto mayores son los ratios de liquidez, mayor es el margen de seguridad que tiene la empresa para enfrentar a sus pasivos corrientes. Los índices superiores a uno indican que la empresa goza de buena salud financiera y es menos probable que caiga en dificultades de esta índole.

Ratio de liquidez

Los ejemplos más comunes de coeficientes de liquidez incluyen coeficiente circulante, de prueba ácida o rápida, coeficiente de efectivo y de capital de trabajo. Los analistas consideran que todos los activos son importantes, sin embargo, algunos afirman que solo el efectivo y los equivalentes son relevantes, porque es más probable que se utilicen para cubrir pasivos a corto plazo en una emergencia, por su disponibilidad.

Por otro lado, existen en el área los que consideran a los deudores y las cuentas por cobrar como activos relevantes, aunados por supuesto al efectivo y equivalentes de efectivo. Otros también agregarían a esta lista el valor del inventario, al que valoran como un activo relevante para los cálculos de los índices de liquidez.

El concepto de ciclo de efectivo también es importante para comprender mejor los índices de liquidez, este recorre continuamente las operaciones de una empresa y se encuentra inmovilizado en los productos terminados, las materias primas y los deudores comerciales. Solo cuando se vende el inventario, se emiten las facturas de venta y los deudores realizan los pagos, es que la empresa recibe efectivo.

El efectivo inmovilizado en el ciclo del efectivo se conoce como capital de trabajo y los índices de liquidez intentan medir el equilibrio entre el activo corriente y el pasivo corriente.

Una empresa debe tener la capacidad de liberar efectivo del ciclo para cumplir con sus obligaciones financieras cuando debe pagar. En palabras sencillas, una empresa debe poseer la capacidad de convertir sus activos a corto plazo en efectivo y los ratios de liquidez intentan medir esa capacidad.

Ratios de liquidez a corto plazo

En el contenido que sigue te presentamos una pequeña lista de algunos de los indicadores usados para medir la liquidez de un negocio a corto plazo, verificando si es posible asumir sus compromisos financieros inmediatos, estos incluyen:

Ratio actual

La razón corriente implica la capacidad financiera de una empresa para compensar las obligaciones corrientes utilizando sus activos corrientes. Los activos corrientes incluyen efectivo, acciones, deudas por cobrar, gastos pagados por adelantado, valores negociables, depósitos, etc.

Por otro lado, las deudas corrientes incluyen préstamos a corto plazo, pasivos de nómina, gastos pendientes, acreedores, varias otras cuentas por pagar, etc. La fórmula utilizada para su cálculo es: Razón circulante = activo circulante (Existencia + realizable + tesorería) / pasivo circulante

Cualquier coeficiente circulante inferior a uno implica un rendimiento financiero negativo para esa empresa o individuo, que se traduce en la incapacidad para cancelar las obligaciones monetarias actuales con sus activos disponibles y que por ende no trasmite estabilidad financiera a terceros.

Razón ácida- rápida oproporción de prueba ácida

El término proporción de prueba ácida también se conoce como proporción rápida. La definición más básica de índice de prueba ácida es que mide la liquidez actual, es decir a corto plazo y la posición de la empresa. Para hacer el análisis, se ponderan los activos circulantes de la empresa, contra los pasivos circulantes:

  • Tesorería (dinero en efectivo en caja, cuenta corriente e iguales) / Pasivo circulante. Esto da como resultado el índice que destaca la liquidez de la empresa.

El índice rápido determina la liquidez disponible en la actualidad de una empresa, la tenencia actual de efectivo es lo que se considera al calcular la razón ácida- rápida. Por lo tanto, se descartan los inventarios y todo lo que se convierte en efectivo a través de su venta, cuando se trata de la relación de prueba ácida.

Ratio de caja

El coeficiente de efectivo o ratio de caja mide los activos más líquidos de una empresa, como el efectivo y aquellos equivalentes en efectivo contra a todo el pasivo corriente de la empresa en cuestión o pasivos totales. Como el dinero es la forma más líquida de activos, esta relación indica qué tan rápido y hasta qué límite una empresa puede reembolsar sus deudas actuales con la ayuda de sus activos fácilmente disponibles.

El coeficiente de efectivo es un refinamiento del coeficiente rápido, los acreedores potenciales utilizan este índice como una medida de la liquidez de una empresa y la facilidad con la que puede pagar la deuda y cubrir los pasivos en un reducido lapso de tiempo. Su fórmula es:  Efectivo / Pasivo Circulante.

Importancia del coeficiente de liquidez

Como métrica financiera útil, el índice de liquidez ayuda a comprobar y comprender la posición financiera de una empresa, es decir la riqueza de efectivo que esta tiene. Permitiendo además percibir la situación financiera de la misma a corto plazo. Mientras más alto el resultado del índice, más estabilidad tiene la empresa. Por el contrario, un índice muy pobre indica un riesgo de daños monetarios.

Esta relación proporciona la idea completa del sistema operativo de la empresa en cuestión, mostrando la eficacia y la eficiencia con la que la empresa vende sus productos o servicios para convertir los inventarios en efectivo. Con esta información, una empresa puede mejorar el sistema de producción, planificar un mejor almacenamiento de inventario para evitar pérdidas y preparar gastos generales efectivos.

La fortaleza financiera de una organización depende en gran medida de su gestión, por lo tanto, considerando este índice, también puede optimizar su eficiencia de gestión al seguir las demandas de los acreedores potenciales y trabajar para mejorar sus requisitos de capital de trabajo.

Limitaciones de estos índices

De manera similar a la cantidad de activos líquidos, la calidad también juega un papel crucial. Esta relación sólo considera la cantidad de activos circulantes de una empresa, así que le aconsejamos considerar otras métricas contables junto con el índice de liquidez para analizar la fortaleza líquida de una empresa.

El índice de liquidez implica el inventario para calcular la liquidez de una empresa, sin embargo, esto puede provocar un error de cálculo debido a una sobreestimación. Un inventario muy alto también puede ser indicativo de pocas ventas, por lo tanto, es posible que el cálculo del inventario no proporcione la liquidez real.

Esta relación también puede ser el resultado de una contabilidad creativa, ya que solo incluye la información del balance, tome en cuenta que, para comprender la posición financiera de una organización, los analistas deben ir más allá de los datos del balance general y así poder realizar un análisis del índice de liquidez.

Continúa leyendo sobre el Análisis CAME.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.