X

Facturar sin ser autónomo: opciones para freelancers

Conoce las posibilidades que existen y las condiciones que debes cumplir para cotizar como freelance y facturar tus trabajos y proyectos sin tener que darte de alta como autónomo.

¿Cómo facturar sin ser autónomo? Esta es la pregunta que se formulan miles de profesionales en nuestro país al verse en una situación típica: realizar trabajos para clientes pero no lo bastante recurrentes como para gozar de un flujo de ingresos que les permita pagar las cuotas de autónomo. En este artículo podrás conocer las posibilidades que existen para facturar tus trabajos y proyectos sin tener que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), así como las condiciones que has de cumplir para poder cotizar como freelance sin ser autónomo.

Requisitos y opciones para facturar sin ser autónomo

Existen dos opciones legítimas para facturar tus trabajos sin ser autónomo. Una es darte de alta en Hacienda pero no en la Seguridad Social. Para ello hay dos requisitos. Uno es que tus ingresos estén por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), actualmente situado en los 900 euros al mes.

En segundo lugar, la actividad por la que recibes los pagos debe ser realizada esporádicamente. Dicho de otra manera, si no emites facturas habitualmente y ganas menos del SMI mensual, estás en disposición facturar sin ser autónomo. Esta opción implica que habrás de efectuar las facturas por tu cuenta, así como las declaraciones de impuestos, con el gasto de tiempo y la exposición al error que ello implica.

Si emites facturas todos los meses con un importe similar se considerará que estás realizando una actividad habitual y recurrente. Aunque sean pocas y no sean suficientes para darte de alta como autónomo. De este modo, podrás tener problemas legales al considerarse que estás evadiendo impuestos.

como-facturar-sin-ser-autonomo

La otra alternativa, cada vez más usada por trabajadores por cuenta propia con ingresos bajos que no pueden permitirse ser autónomos, es la de sumarse a una cooperativa de impulso empresarial. Se trata de la opción perfecta para esos profesionales que están empezando a labrarse una carrera con trabajos puntuales y no alcanzan el SMI. 

¿Qué dice la ley sobre facturar sin ser autónomo?

La normativa establece que aquellas personas que realizan una actividad económica a título lucrativo, de forma habitual, personal y directa, sin tener un contrato de trabajo, deben darse de alta en el RETA. Pero aquí hay un aspecto ambiguo. ¿Qué se considera un trabajo habitual? En esta pregunta reside la clave para saber si es posible facturar sin ser autónomo o no. En la ley, la definición de lo que se considera habitual está sujeta a interpretaciones.

Para la Seguridad Social no hay diferencia entre alguien que da clases particulares los fines de semana y alguien que dedica 40 horas semanales a su negocio. No obstante, se trata de una situación injusta que manifiesta una evidente desigualdad. De hecho, en casos de este tipo, cuando los trabajadores han recurrido a los jueces, estos les han dado la razón. Concretamente, han podido obtener la victoria cuando han podido demostrar que sus ingresos eran inferiores al salario mínimo interprofesional (12.600 euros anuales en 2020).

Obligaciones con Hacienda

Cuando queramos realizar una factura legalmente tendremos que cumplir tanto con las exigencias de la Seguridad Social como con las de la Agencia Tributaria. El alta en Hacienda no tiene coste y puedes realizarla para empezar a realizar facturas sin ser autónomo. Sin embargo, es estrictamente necesario que tras recibir el pago por nuestros trabajos, declaremos el IVA correspondiente y el IRPF por nuestra actividad. Para ello deberás presentar el modelo 036 y el modelo 037.

Para evitar hacernos responsables de las gestiones de las altas y declaraciones fiscales, la opción más práctica y asequible es trabajar legalmente a través de cooperativas de impulso empresarial. Es tan fácil como darse de alta como socio en la cooperativa y esta facturará en tu nombre todos los trabajos que realices. ¿Y qué se necesita para pertenecer a una cooperativa de impulso empresarial? Simplemente pagar una cuota inicial y los gastos de gestión por cada factura emitida y cobrar a tu cliente los impuestos pertinentes. Pero ya se encarga la cooperativa de declararlos por ti.

Ventajas de asociarse a una cooperativa de impulso empresarial

La ventajas de estas cooperativas, además de poder facturar sin ser autónomo, es formar parte de una comunidad de profesionales freelance con especialidades, funciones, intereses y preocupaciones similares. También accederás a información útil para el ejercicio de tu actividad. De igual modo, puedes disfrutar de oportunidades laborales y propuestas de proyectos y colaboraciones al estar en contacto permanente con la red de socios, clientes y proveedores de la que dispone la cooperativa. A continuación te recomendamos algunas:

-Coopart

cooperativa orientada a artistas, creativos y profesionales del mundo del espectáculo. Actualmente tiene entre sus principales asociados a diseñadores, fotógrafos, actores, músicos, dj, performancers, bloggers, creadores de contenido, youtubers, profesionales de la comunicación, formadores, guionistas, artistas gráficos, escultores, editores audiovisuales, maquilladores, técnicos de montaje y técnicos de cámaras e iluminación. En Coopart, además de facturar los trabajos sin necesidad de ser autónomo, puedes formar parte de una comunidad afín donde informarte de las noticias, novedades y posibilidades de colaboración interesantes para el desarrollo de tu actividad.

-Tecnicoo

en esta cooperativa de impulso empresarial tienen cabida todos los técnicos y profesionales del sector de las reformas, las instalaciones y la informática. La comunidad de Tecnicoo está formada por perfiles profesionales tan variados como instaladores, electricistas, fontaneros, reparadores de electrodomésticos, montadores de muebles o técnicos de mantenimiento. También se encuentran montadores de equipos informáticos, directores de obras domésticas, pintores de casas, alicatadores, servicios de mudanzas o técnicos de ventilación o saneamiento. 

-Kotin

esta cooperativa está enfocada a los profesionales del ámbito de los deportes y la vida saludable. Los asociados más recurrentes suelen ser entrenadores de gimnasio, entrenadores personales, monitores de actividades deportivas, monitores de baile, rehabilitadores, fisioterapeutas, masajistas, árbitros, preparadores físicos o psicólogos deportivos.

Si nunca has sido autónomo, otra opción es darte de alta y beneficiarte de los primeros meses de la tarifa plana, con un precio reducido. Pero esta alternativa solo te servirá para la primera alta. En caso de darte de baja en pocos meses a consecuencia de un periodo en el que no tengas ingresos, para la segunda alta ya no tendrás derecho a esta tarifa especial.

Si ya has sido autónomo previamente y, a pesar de tener bajos ingresos, prefieres darte de alta en el RETA, puedes hacerlo durante unos pocos meses al año. Tendrás que facturar todos tus trabajos en esos meses para ahorrarte el resto de las mensualidades.

Peligros de facturar sin ser autónomo

Es importante cumplir los requisitos para poder facturar sin pagar la cuota de autónomo. De lo contrario, corres el riesgo de que la Inspección de Trabajo te imponga multas y sanciones. Y estas pueden llegar a ser más caras que haberte dado de alta como autónomo.

La sanción más habitual consiste en hacerte pagar las cuotas mensuales desde que te diste de alta en Hacienda, con un recargo de un 20%. Además, pierdes la opción a la tarifa plana o a acogerte a cualquier tipo de bonificación.

Un comentario

  1. Muy interesante y es algo que sigue siendo un tema delicado. Levantar una factura para una venta de una pintura a un notario, y el hijo del notario calcula el precio de la pintura con el iva incluído. Es difícil facturar sin ser dado de alta en hacienda. Y es una situación más habitual. Convivir con profesionales que tienen sus propios egos como cumplir normativas y luego piden este tipo de facturas escritas a lápiz para colgar sus pinturas en Notarías. Muy expuesto se queda uno. Gracias por esta publicación. He leído otros artículos en los que parece que se resuelve el asunto pero las cooperativas dejan mucho “flecos”. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario
scroll to top