Renting para autónomos ¿Qué es y cuáles son las ventajas?

Renting para Autónomos

El renting se ha convertido en una solución interesante para que los autónomos puedan disponer de un vehículo adaptado a sus necesidades. Por definición, se trata de un contrato de arrendamiento a largo plazo en el cual una empresa se compromete a la cesión de un coche, obligando a quien disfruta del mismo a pagar un precio mensual determinado.

Miles de negocios españoles han dado preferencia a este método en lugar de adquirir un coche a crédito o desembolsar grandes cantidades de dinero para la compra de contado. Según la Asociación Española de Renting de Vehículos, tanto pequeñas empresas como autónomos se han convertido en los principales usuarios de este sistema de renta de coches.

¿En qué consiste el renting para autónomos?

Por lo general, la duración de los contratos de renting oscila entre 12 y 60 meses, pudiendo variar el mismo dependiendo de las necesidades de la empresa o autónomo. Esto permite disponer de uno o más vehículos de forma inmediata, eliminando la necesidad de realizar los desembolsos importantes de dinero involucrados en la compra del vehículo.

Ventajas que ofrece el renting

Ventajas que ofrece el renting a los autónomos

En primer lugar, tenemos un incentivo financiero. Todo el tema incluye un ahorro considerable de dinero, sustituyendo la necesidad de comprometer la liquidez en la compra de un coche, dinero que perfectamente podemos utilizar en otra cosa más importante para el funcionamiento de la empresa o labores del autónomo.

  • Todo incluido en una cuota única. No tendremos ningún tema por el cual preocuparnos, ya que gracias a esta fórmula se ahorra una gran cantidad de pasos independientes como el pago del IVA, seguros, mantenimiento y gestión de multas. El coche estará listo para circular sin ningún adeudo desde el día en que se retira. 
  • Posibilidad de actualización del coche. Es posible realizar el cambio de coche a un modelo o marca diferente cuando sea necesario, incluso habiendo pasado solo un mes después de firmado el contrato. Por supuesto, cada empresa de renting tiene sus propias reglas con respecto a este tema. 
  • Tipos de renting que se ajustan a cada necesidad. No existe una sola forma de tomar un coche en arriendo, la realidad es que existen diferentes modelos de contrato, algunos más clásicos y estrictos, mientras que otros cuentan con la suficiente flexibilidad para adaptarse a las necesidades del profesional.
  • Poca burocracia. Una cualidad valorada por los emprendedores y los trabajadores por cuenta propia es el hecho de poder acceder a un vehículo librándose de las trabas burocráticas que suelen asociarse a la tramitación de un crédito de este tipo. Los clientes tienen la oportunidad de elegir cualquier vehículo de la flota disponible y pagar la cuota correspondiente.
  • Coches con alta funcionalidad. Para un autónomo o PYME, el coche a elegir ha de ser una mezcla entre funcionalidad, diseño y confort. No solo se trata de una herramienta de trabajo, sino que además, en muchas ocasiones podría ser el vehículo de compañía para momentos familiares, por lo que existen muchos modelos que se adaptan bien a ambos escenarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.