¿Cuál es la cuota de autónomos y cómo se calcula?

Cuál es la cuota de autónomos y cómo se calcula

Cuando consolidas un estatus de autónomo, estás en la obligación de pagar una renta conocida como cuota de autónomos. Este proceso ocurre con los trabajadores que gestionan su labor de manera independiente, porque se le resta cierta cantidad de sus ganancias a través de la seguridad social.

Una vez te das de alta como autónomo, debes averiguar cuál es el monto que debes pagar desde el día 1. Ahora bien, todas las cuotas son diferentes en función del profesional autónomo. Nadie está exento de no pagar esta cuota, porque los trabajadores que no rinden cuentas a una empresa pública, siguen siendo empleados que ganan un sueldo.

¿Te acabas de hacer autónomo? Sigue muy de cerca cómo es el procedimiento para pagar las cuotas mes a mes, así como la facturación correspondiente para estar al día de acuerdo a la tarifa base que es reglamentaria en todos los casos, sin excluir a los empleados que laboran desde su independencia.

¿Cuánto paga un autónomo mes a mes?

Es una pregunta que muchos usuarios cuestionan al momento de rendir cuentas a seguridad social. La cuota de autónomos es bastante cambiante, pues dependerá de las cotizaciones, además de reducirla o amplificarla mediante bonificaciones. Partiendo de este punto, contamos con una tarifa plana, cuya cifra base es de 60 euros. Si deseas pagar menos, debes elegir una cotización mínima.

Cuál es la cuota de autónomos y cómo se calcula

Cuota genérica para autónomos

El Real Decreto-Ley ha sufrido algunas transformaciones desde 2019 en cuanto a la cotización de los autónomos. Sin embargo, una resolución conocida en diciembre de ese mismo año estableció que la cuota será la misma a lo largo de 2020, sin variables a destacar que modifiquen dichos pagos. Para hablar de porcentajes, el incremento resulta poco perceptible, pasando del 30% hasta un 30.3% con 286.15 euros.

Te recomendamos que siempre consideres la cotización mínima para llegar a la cuota genérica, pero además, los posibles cambios o “contingencias profesionales” por el cese de actividades, porque los autónomos se verán afectados. Actualmente las cotizaciones han aumentado paulatinamente para establecer un porcentaje que cubra a la perfección esa contingencia profesional sin problemas.

¿Cómo se calcula la cuota de autónomos?

Para lograr el cálculo adecuado para la cuota de autónomos debes estar regido a un sistema de cotización que no contenga ningún tipo de bonificación de por medio. El porcentaje reseñado corresponde al tipo de cotización. No obstante, el Departamento de Seguridad Social trabajó con un esquema distinto para conocer los números oficiales que los autónomos manejan:

  • Contingencias comunes: 29,80% de tu base.
  • Contingencias profesionales: 29,30% de tu base + cantidad dependiente de tu CNAE (Estas cantidades tienen cierto grado de variabilidad, entre el 1,5% y el 6%)
  • Paro de actividades: hasta un 31.50% del sueldo base.

Los expertos en economía decidieron juntar todos los porcentajes conocidos, para llegar a la conclusión que todos los autónomos estarán sujetos hasta un 30% en su cotización. El aumento será considerable en los años entrantes, de forma gradual. Dicho esto, ese 30% también tiene otras valoraciones que te daremos a conocer a continuación:

  • 28,3% – Contingencias comunes.
  • 1,1% – Contingencias profesionales.
  • 0,8% – Del valor por el paro de las actividades.
  • 0.1% Formación y prevención.

¿Por qué una cuota de autónomos?

No debemos relacionar estos pagos mensuales como un acto arbitrario por parte del estado o un descuento inmerecido del sueldo base. Tales cuotas tienen por misión asegurar la asistencia sanitaria, médica o si requieres de un reposo temporal por incapacidad. ¿Te imaginas un sueldo ostentoso, pero sin Seguridad Social? Es como el trabajo sobre un barco bien equipado, pero en naufragio.

La cuota de autónomos no es un hecho opcional, sino una obligación que todos los trabajadores deben acatar para no sufrir de una sanción que trascienda a una multa superior a sus ganancias base. Por este motivo, te recomendamos aceptar de manera amigable que estás en el deber de cumplir con este requisito que al final de cuentas es un beneficio al surgir un impedimento físico que limite el trabajo en el futuro.

¿Qué día del mes se paga?

Realmente no hay un día especial para pagar la cuota de autónomos. La única cláusula establecida es si el pago está domiciliado, porque el área de Tesorería en Seguridad Social estipula una fecha límite de aceptar los ingresos de autónomos. Generalmente, las autoridades determinan los últimos días del mes para que sea sencillo reunir el porcentaje.

¿Qué ocurre al pagar cuotas atrasadas?

Mantener deudas de autónomos no es nada aconsejable para ti. Si tienes cómo pagar a tiempo, no dudes en hacerlo. Es una de las deudas más delicadas que suelen tener consecuencias a corto plazo, cada vez que Seguridad Social o Hacienda lo estipulen. No existen cargos penales por este hecho, pero sí administrativos. Tendrás que pagar un 10% más del ingreso normal si la deuda es de un mes, 20 si se trata en períodos de dos meses o más.

Cuota de autónomos societario

Si eres autónomo de este tipo, estás consciente que los pagos de las cotizaciones son el doble en comparación con los autónomos simples (de hasta 1.214,10 euros en el año vigente). Concierne a los autónomos que cuentan con 10 o más trabajadores en su nómina, pero ninguno escapa de pagar esta cantidad cada mes para cubrir sus necesidades básicas de salud.

Cuota colaborador o familiar

En este caso, todos los autónomos que están suscritos a esta modalidad tienen derecho a una bonificación que podrán disfrutar alrededor de un año de alta. Ahora bien, esto te podría condicionar si has sido dado de alta 5 años atrás. Una vez transcurrido ese lapso temporal, el usuario pagará su cuota con normalidad, como lo haría cualquier trabajador pasado al rango autónomo.

Ley de Autónomos

El 2017 fue un año de cambios importantes en la Ley de Autónomos, principalmente en la manera de comprender la tarifa plana. Las autoridades establecieron una cifra asequible para todos los trabajadores, sin necesidad de incrementar lo que deben pagar para el disfrute de su salario restante.

Desde que esta ley sufrió los cambios en 2017, los autónomos sufren de modificaciones en su cotización hasta cuatro veces por año. Una vez que el autónomo ha sido dado de alta, los involucrados podrán pagar el porcentaje correspondiente una vez al mes y no los 30 días en su totalidad. Es una alternativa que brinda mayor confianza a los trabajadores.

Continúa leyendo sobre los mejores programas de facturación para autónomos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.