X

El ejemplo de algunas ‘startups’ de éxito

El Autónomo Digital. En este artículo veremos algunas de las empresas emergentes españolas que han triunfado en los últimos años y ya facturan millones de euros anualmente. Muchas de estas startups españolas fueron puestas en marcha por jóvenes que empezaron con pequeños proyectos que ahora han crecido hasta convertirse en compañías de éxito.

‘Startups’ españolas que facturan millones al año

Destacamos aquí cuatro de las startups españolas que mayor éxito y repercusión han tenido. Todas ellas han nacido y crecido en España, a pesar de que algunas se están expandiendo fuera de nuestras fronteras.

Se trata de una de las marcas más conocidas en nuestros país y que ha servido de inspiración para muchos que vinieron detrás. Sus fundadores son un matrimonio catalán, ambos diseñadores, que crearon para su boda una serie de artículos que hoy en día venden “como churros”. El éxito en la boda les hizo empezar una campaña online, poco a poco los pedidos fueron mayores y la infraestructura aumentó hasta conseguir cerrar el año pasado con 16 millones de euros.

Han llevado la marca a otros países de Europa con gracia. Han sabido venderse bien en la red y además ofrecer un producto novedoso para un mercado abierto a lo diferente. Con su mensaje positivo están llegando lejos. Como dice uno de sus lemas, “perder el norte no está mal, se descubren nuevas direcciones”. En su tienda online ofrecen “productos para alegrar al personal”.

Se trata de un app para el móvil de compraventa de artículos de segunda mano. La idea de compra –venta de productos– no es nueva, pero sí lo es la forma de enfocar este negocio. Wallapop pone el énfasis en la escala local, ayudándose de la utilización del móvil y de la geolocalización. Por tanto se trata de una novedad y tiene un gran éxito.

Ha conseguido 1,5 millones de euros procedentes de diferentes inversores; además de 1,3 millones  de euros en espacio publicitario en tres grupos de comunicación (Godó, Zeta y Atresmedia) a través de un modelo de media-for-equity. Por tanto, se ha convertido en una de las startups españolas más potentes y solventes del mercado actual.

Es, sin lugar a duda, una de las emergentes españolas que más ha crecido. Actualmente no solo vende en nuestro país, sino que ya se han extendido a medio mundo gracias a su forma de hacer las cosas y al rápido crecimiento del negocio. Hawkers nació en Elche (Alicante) el 19 de diciembre de 2013 con apenas 3.010 euros en la cuenta bancaria. Sus cuatro fundadores fueron vendiendo cada vez más en menos tiempo, convirtiéndose en objeto de estudio de cualquier empresa tecnológica que quiere ascender de manera ágil y sin tener que recurrir a inversores.

La compañía ha recibido ofertas de compra de más de 1.000 millones de euros, pero Hawkers no acababa de decidirse. Actualmente cuentan con 50 millones de euros de inversión.

Esta conocida marca de moda y zapatillas facturó 135.000 euros en 2014, 360.000 euros en 2015 y cerca de 2 millones en 2016. Por tanto, en poco tiempo despegó y llegó muy alto. Los fundadores de la compañía, Jaime Garrastazu, Jorge Vidri, Nacho Vidri y Cosme Bergareche, comenzaron con una inversión de 18.000 euros, cantidad que les alcanzó para crear 350 pares de zapatillas también en Elche. Sin embargo, he aquí el hype (gran despliegue publicitario): gracias a una exitosa campaña de marketing las vendieron en dos días.

Cuando se dieron cuenta del éxito empezaron a doblar la producción y las ventas con más de 600 pares en unos meses. Los fundadores aseguran que toda la inversión inicial fue propia, financiándose con los beneficios de sus ventas. La estrategia comercial y el plan de social media marketing fueron el propulsor de la conocida marca española de calzado.

Herramientas que han usado las ‘startups’ españolas

Si algo tienen en común las startups españolas de éxito en estos tiempos es sin duda el uso de las redes sociales. Todas ellas han salido a la luz gracias a internet y la difusión a través de las diferentes redes. Además, muchas de ellas incluso cuentan con aplicaciones propias, que facilitan la compra o el comercio. Son firmas, pues, que se han adaptado a los nuevos tiempos. Actualmente el mercado pide transparencia, e inmediatez y las redes sociales lo facilitan.

Así pues, como destacan los expertos, no vale solo con tener una buena idea sino con saber llevarla a cabo, saber venderla y saber fidelizar al público. Todo ello puede ser posible a través de un buen plan de social media marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top