X

Sin pensión después de 30 años como portera

La familia de Carmen, enferma de alzheimer, que ha trabajado durante media vida en una portería pudiente a cambio de un sueldo “indigno”, denuncia la injusticia.

El Autónomo Digital. Carmen ha pasado media vida trabajando en una portería de una finca de la exclusiva de la madrileña calle Ferraz, 61. Tras enviudar, esta mujer se convirtió en el único sustento para sus dos hijos y aceptó el trabajo que le ofrecía la comunidad con un salario “indigno” y viviendo en un sótano.

Ahora que le ha llegado la hora de la jubilación, ha descubierto que la comunidad que le ofreció el trabajo nunca le dió de alta en la Seguridad Social.

Si nada lo remedia, denuncia su hija a través de la página change.org , se quedará sin una pensión de jubilación que le facilitaría un poco su día a día con la nueva piedra que le ha aparecido en el camino: tiene Alzheimer.

La hija de la afectada, Carmen Campo Villamide, ha denunciado el caso a través de un texto colgado en la plataforma change.org que ya ha conseguido más de 14.000 firmas y que se reconozca la condición de trabajadora de su madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top