X

Quick Fixes: el nuevo IVA simplificado para transportes intracomunitarios en la UE

Las Quick Fixes llegan para armonizar en Europa las normas del IVA que se paga al transportar mercancías entre países miembros de la UE y evitar discrepancias en la interpretación de la ley.

El 1 de enero entraron en vigor las denominadas Quick Fixes, una serie de medidas destinadas a simplificar y armonizar el IVA del comercio intracomunitario de bienes en Europa. Así pues, la declaración del IVA de las importaciones o exportaciones experimentará cambios y exenciones en determinadas situaciones.

El Ministerio de Hacienda publicó el pasado 1 de octubre el Anteproyecto de la Ley del IVA y el Proyecto del Reglamento del IVA. Esta normativa pretende transponer la directiva europea e incorporar al ordenamiento interno español las medidas de simplificación en las operaciones intracomunitarias que se exigen desde los organismos europeos a las operaciones de transporte de mercancías

Las VAT Quick Fixes 2020 tienen como fin garantizar que todos los Estados miembros apliquen de forma unificada el mismo tratamiento tributario a determinadas operaciones del comercio intracomunitarias. Con ello se logrará estandarizar el IVA europeo en este tipo de operaciones transfronterizas y una tributación simplificada que pondrá fin a la divergencia en la interpretación actual que se hace por parte de las distintas Administraciones de los Estados.

1. Ventas en consigna

La primera de las medidas de las Quick Fixes va dirigida a regular la tributación en los acuerdos de ventas en consigna. Con el objetivo de asegurar un suministro ágil y eficiente de bienes a clientes de otros países, las empresas suelen mantener un stock de productos en las instalaciones del cliente. De este modo, el propio cliente puede disponer de estos productos en caso de necesitarlo.

La venta en estos casos se pospone al momento en que el cliente retira la mercancía del almacén. En los Estados de la UE la regulación actual es dispar. En algunos se obliga al proveedor a cumplir determinadas formalidades en el país de destino de las mercancías, lo que conlleva una serie de costes de gestión, mientras en otros estados se prevén medidas de simplificación para estos acuerdos.

La nueva regulación pretende homogeneizar y eliminar los costes de gestión. Para ello, se establece que la entrega intracomunitaria exenta del IVA se produce cuando la mercancía se retira del stock. El proveedor no debe registrarse ni cumplir con obligaciones formales en el estado de llegada, aunque sí tendrá mayores obligaciones formales en la Administración de origen.

Hasta ahora se consideraba que el proveedor realizaba una operación asimilada a una entrega intracomunitaria de bienes en el Estado de partida. Y una operación asimilada a una adquisición intracomunitaria de bienes en el Estado de destino. Cuando el cliente adquiría el producto se realizaba una tercera operación (entrega interior) en la que se aplicacaba la regla de inversión del sujeto pasivo.

Requisitos para la exención

Con esta modificación, siempre que se cumplan ciertos requisitos, la entrega intracomunitaria de bienes estará exenta en el Estado de partida a cargo del proveedor y en el momento de la adquisición por el cliente. Para acogerte a esta ventaja debes cumplir los siguientes requisitos:

-No estar establecido ni tener un establecimiento permanente en el Estado miembro de llegada de los bienes.

-Que el cliente disponga de un NIF-IVA atribuido por el Estado miembro de llegada de los bienes y su identidad sea conocida en el momento del inicio del transporte de dichos bienes.

-Que ambas partes lleven un control y registro pormenorizado de los bienes entregados bajo este sistema de ventas.

-La venta del cliente debe producirse antes de que se cumplan 12 meses desde la llegada de los bienes al Estado miembro al que han sido enviados. Si vence el plazo sin que se haya producido la venta, se considerará que se ha tenido lugar una transferencia de bienes asimilada.

-Llevar un control mediante libros de registros específicos referidos a estas operaciones. Sin embargo, para los acogidos al SII, se aplaza hasta el 1 enero de 2021 la obligación de llevar estos libros a través de la sede electrónica de la AEAT. El emisor de los bienes queda también obligado a presentar una declaración que recopile de forma ordenada las operaciones intracomunitarias, mediante el modelo 349. Además, no existe posibilidad de presentar esta declaración de manera anual. El motivo es procurar que el cumplimiento de este requisito tenga lugar lo más aproximadamente posible a la fecha de la operación.

2. Ventas en cadena

La segunda de las Quick Fixes es la que afecta a las ventas en cadena transfronterizas. Es decir, a aquellas en las que entre el proveedor y el adquiriente existan intermediarios. En este tipo de entregas, el criterio vigente es considerar como exenta la entrega intracomunitaria que tenga vinculado el transporte de los bienes, es decir, la que se produce entre el último intermediario y el cliente final. Esto genera mucha confusión a nivel interpretativo.

A partir de ahora, con las Quick Fixes, se imputará el transporte o expedición a la primera venta de la cadena. Será la venta realizada al operador intermedio la que se considere como entrega intracomunitaria y, por tanto, exenta del IVA. Esto será así siempre que el operador se encargue del transporte y comunique al proveedor inicial un NIF-IVA de un país distinto del país de origen de las mercancías.

3. Requisitos materiales para la exención

La modificación de la Ley del IVA pretende ampliar los requisitos que habrá que cumplir para la aplicación de la exención del IVA en las entregas intracomunitarias de bienes. Las empresas con ventas de productos a otros países de la UE deben, por tanto, estar preparadas para cumplir con las nuevas obligaciones materiales y formales que implican las Quick Fixes. Habrá dos requisitos necesarios para que una entrega intracomunitaria esté exenta del IVA en el Estado de origen: comunicación de un NIF-IVA válido por el comprador y justificación del transporte. 

Comunicación de un NIF-IVA

El comprador debe comunicarle al empresario o profesional que realice la entrega un NIF-IVA válido asignado por un Estado miembro distinto del Estado Español. Este requisito ya existe. Sin embargo, el empresario o profesional que realice la entrega deberá incluir la operación en la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias, a través del modelo 349. En 2020 ambos requisitos pasan de ser una formalidad a ser requisitos materiales imprescindibles para aplicar la exención del IVA.

Justificación del transporte

Respecto de la prueba del transporte intracomunitario, se parte de la base de que el transporte se ha producido cuando el vendedor cuente con al menos dos pruebas que no se contradigan y aportadas por varias partes independientes.

Del mismo modo, cuando el transporte lo realice el comprador, el vendedor deberá disponer de una declaración escrita del comprador que certifique que los bienes han sido transportados por él. En este caso, también con al menos dos pruebas no contradictorias.

Algunos medios de prueba admitidos serán el documento CMR, la póliza de seguros relativa al transporte o un documento oficial expedido por una autoridad pública que acredite la llegada de los bienes al Estado miembro de destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top