X

¿Qué modelo presento? Obligaciones fiscales de enero para autónomos y pymes

Conoce cada modelo de impuesto que debes presentar antes de que finalice enero si eres un autónomo o una pyme. El plazo de algunos modelos acaba el 20 y el de otros el 30 o 31.

Enero es el mes que marca el inicio del calendario fiscal del año 2020, el cual ya ha sido publicado. Si eres autónomo o pyme, te interesará saber que en enero finaliza el plazo para la presentación de una serie de declaraciones a la Agencia Tributaria, correspondientes a tu actividad en 2019. En el Autónomo Digital nos hemos puesto en contacto con la gestoría online autonomoo.es para conocer en detalle los pormenores de estas declaraciones de impuestos y a través de qué modelo ha de presentarse cada una de ellas.

20 de enero: retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo o actividades económicas

Las llamadas de forma simplificada como “retenciones” han de tramitarse a través de los modelos previstos por la Agencia Estatal Tributaria. Estos son:

Modelo 111. Autoliquidación de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF

El modelo 111 es una autoliquidación trimestral. El 20 de enero es el último día para la presentación de las retenciones practicadas durante el trimestre correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2019. Las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF son los pagos anticipados instrumentados por la Agencia Tributaria para distribuir el pago de este impuesto durante los trimestres correspondientes al periodo anual. De esta manera, obtiene ingresos periódicamente y anticipadamente durante todo el año por parte de los obligados al pago y, con ello, se autofinancia. Con ello, Hacienda trata de evitar que el sujeto pasivo del impuesto (autónomos y pymes) no disponga de medios para afrontar un pago único.

Rendimientos afectados

Tanto autónomos como pymes están obligados a cumplimentar el modelo 111 para declarar e ingresar las retenciones e ingresos a cuenta que hemos practicado durante el trimestre anterior a trabajadores, a profesionales o a empresarios sobre las siguientes materias:

1) El IRPF de parte de los rendimientos correspondientes a las nóminas de nuestros trabajadores, así como finiquitos que procedan.

2) Rendimientos que sean contraprestación de las siguientes actividades económicas: facturas emitidas a empresarios, actividades profesionales, agrícolas y ganaderas o actividades forestales. Es importante incluir las actividades económicas cuyos rendimientos netos se determinen con arreglo al método de estimación objetiva, declaradas por módulos (seguramente serán el último año que las veamos) y sobre las que estamos obligados a retener el 1%.

3) Rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia técnica, y los procedentes de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.

4) Rendimientos del arrendamiento de bienes muebles, que no son los únicos pero sí los más comunes, y del subarrendamiento sobre los bienes mismos.

5) Rendimientos derivados de la compra relativa a algunas actividades de contenido económico, como son los premios por participación en rifas, juegos, concursos y las ganancias por aprovechamiento forestal en montes públicos.

Modelo 115. Autoliquidación de retenciones de IRPF por alquiler de inmuebles

Debe estar muy atentos a este modelo los autónomos y pymes que gestionen empresas de alquiler o retenciones de propietarios de viviendas o locales. El modelo 115 debe ser cumplimentado para realizar la autoliquidación periódica de las retenciones e ingresos a cuenta, rentas o rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos, en caso de que tengamos un inmueble arrendado.

El plazo de presentación vuelve a ser el 20 de enero y por el periodo trimestral anterior, referido a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2019. Con la declaración del cuarto trimestre deberemos presentar un resumen anual de las retenciones declaradas en el modelo 115, con detalle identidad de los perceptores.

Modelo 123. Retenciones sobre el IRPF, impuesto de sociedades e impuestos sobre la renta de los no residentes por rendimientos del capital mobiliario

Este modelo está dirigido a la gran mayoría de autónomos y pymes. Concretamente, esta declaración debe ser formalizada por todos aquellos autónomos y pymes que, estando obligados a retener o a ingresar a cuenta del IRPF, del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (establecimientos permanentes), satisfagan alguna de las rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta por rendimientos del capital mobiliario.

Entre ellos se incluyen los rendimientos exentos, las rentas correspondientes a sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades o las rentas obtenidas mediante establecimiento permanente de contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Tendremos en cuenta que en este modelo no corresponde declarar las rentas que deban ser incluidas en cualquiera de los modelos 115, 117, 124, 126 o 128.

Modelo 368. Liquidación periódica de IVA de los regímenes especiales de servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión, de televisión o electrónicos

Modelo a presentar obligatoriamente para ingresar el IVA correspondiente a las operaciones realizadas con clientes particulares en caso de que hayas escogido España como país de identificación por no pertenecer a la Comunidad Europea. También en caso de hallarte en esta, siempre que no te encuentres en el estado donde se realiza el consumo.

30 de enero: declaración trimestral o autoliquidación del IVA

Modelo 130. Autónomos estimación directa

Es posible que este sea el último año de este modelo, según declaraciones de la nueva Ministra de Economía y Hacienda. En cualquier caso, el modelo 130 es la declaración trimestral del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para liquidar el pago fraccionado de este impuesto para los contribuyentes que tributen en estimación directa a cuenta de la declaración anual que se realiza el año siguiente, que determinará definitivamente el importe del impuesto.

El modelo 130 debe ser cumplimentado por las personas físicas o integrantes de comunidades de bienes o socios de sociedades civiles que tributen en IRPF y ejerzan actividades económicas (se incluyen agrícolas, ganaderas, forestales y pesqueras).

Para las comunidades de bienes y sociedades civiles, el pago fraccionado y la declaración anual referida a los rendimientos obtenidos se realizará por cada uno de los socios en proporción a su participación en el beneficio, según el régimen de atribución de rentas.

Entre los que realicen actividades profesionales, quedarán exceptuados aquello en los que se dé el caso de que el 70% de sus ingresos tuvieran retención o ingreso a cuenta.

Antes de presentar este modelo es importante que consultes con tu asesor al inicio de tus actividades. Será necesario darse de alta en un modelo censal (modelo 036 o 037). De lo contrario, puede implicar una sanción al sujeto pasivo de este impuesto si no la ha realizado.

La presentación de este modelo es trimestral. En caso de tener que modificar la declaración para subsanar el error de haber realizado la declaración por importe inferior al correspondiente, se deberá realizar la presentación de la declaración complementaria en el mismo modelo.

Modelo 131. IRPF actividad económica estimación objetiva o módulos

También puede ser el último año que veamos este modelo, según autonomoo.es. El modelo 131 es el modelo de pago fraccionado para los que se encuentren en módulos o estimación objetiva. Los requisitos para tributar en Estimación Objetiva  son los siguientes:

1) La actividad económica desarrollada debe estar descrita en la lista publicada en Orden Ministerial, como pesca, agricultura, hostelería, transporte…

2) El volumen máximo de ingresos anuales del año anterior no debe superar los 250.000€.

3) La facturación durante el ejercicio anterior no puede exceder de 125.000€ anuales.

4) El volumen máximo de compras en el año anterior no puede exceder de 250.000€.

Están obligados a presentar esta autoliquidación trimestral:

-Los autónomos y comunidades de bienes que tributan en Módulos.

-Los socios de comunidades de bienes por cada socio y en la proporción en la que participe de los beneficios de la entidad.

La presentación de este modelo es trimestral, hasta el 30 de enero, inclusive. Si el último día de entrega cae en sábado, domingo o día inhábil, el plazo vence el primer día hábil siguiente.

Modelo 303. IVA

El IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo de productos y servicios. A través del modelo 303 se realiza la declaración trimestral de autoliquidaciones del IVA. Existen tres tipos de IVA, el general (que se aplica por defecto), el reducido y el superreducido:

Tipo General: se aplica el 21% y es el tipo utilizado por defecto a cualquier producto o servicio. Afecta a electrodomésticos, tabaco, bebidas alcohólicas, etc.

Tipo Reducido: se aplica el 10% y afecta a una larga lista de productos como alimentos en general, transporte de viajeros, servicios de hostelería o viviendas.

Tipo Superreducido: solo se aplica el 4% y se utiliza para aquellos productos considerados de primera necesidad como, por ejemplo, pan, leche, frutas, verduras y hortalizas o quesos, sillas de ruedas para minusválidos o medicamentos.

En el IVA intervienen dos partes: el contribuyente, que soporta el pago del impuesto, y el sujeto pasivo, que es el empresario o profesional que recauda el impuesto y lo ingresa en la Agencia Tributaria.

Regímenes

-Los agricultores y ganaderos operan en el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca o en el régimen simplificado, salvo exclusión o renuncia, en cuyo caso, tributarán en el régimen general.

-Los industriales y los comerciantes mayoristas aplicarán en el régimen general, salvo que puedan tributar en el régimen simplificado.

-Los comerciantes minoristas, si reúnen los requisitos necesarios, tributan obligatoriamente en el régimen del recargo de equivalencia en caso contrario lo harán en régimen general, salvo casos en los que pueden tributar en el régimen simplificado.

-Los empresarios del sector servicios pueden tributar en el régimen general o simplificado, según el caso.

Si el periodo de liquidación es trimestral, los sujetos pasivos, presentarán cuatro declaraciones trimestrales en el modelo 303 en los siguientes plazos: entre el 1 y el 20 de los meses de abril, julio y octubre y entre el 1 y el 30 del mes de enero del año siguiente de funto a la Declaración Resumen Anual, modelo 390.

Actualmente hay economistas que apuntan a que el gobierno deberá afrontar los presupuestos del Estado con subidas del IVA, o implementar otros tipos para el 2020.

Modelo 309. Declaración anual del IVA

Es el llamado IVA de comprobación o trampa, pues debe recoger fielmente las partidas de IVA trimestral o mensual de la actividad realizada durante el año. 

Se trata de un modelo tributario que actúa como una declaración resumen anual de las operaciones que hemos realizado a lo largo del año natural, y que corresponden a la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido, es decir, el IVA. El modelo 390 debemos presentarlo todas aquellas personas físicas o empresas que hayamos presentado algún modelo 303 durante el año, es decir, todos los que hemos declarado IVA en algún momento del año.

Modelo 349. IVA intracomunitario anual

Se trata de una declaración informativa en la que empresarios individuales y empresas detallan las operaciones intracomunitarias. El modelo 349 es una declaración informativa por periodos (mensual, trimestral, anual)  mediante la cual los autónomos y las empresas detallamos nuestras operaciones intracomunitarias, es decir, aquellas compraventas de bienes o servicios efectuadas a empresa o profesional integrado en otro estado miembro de la Unión Europea.

Desde autonomoo.es nos indican que es importante indicar que para declarar una operación intracomunitaria debes estar dado
de alta en el Registro de Operaciones Intracomunitarias (ROI), disponer de CIF intracomunitario y emitir la factura sin IVA.

Todas los sujetos pasivos del Impuesto sobre Valor Añadido (IVA) que hayan realizado operaciones intracomunitarias adquieren la
obligación de notificárselas a Hacienda mediante la presentación del modelo 349. Para ello han de darse las siguientes condiciones:

-Que la compraventa de efectúe desde alguno de los 28 países de la UE y se dirija a otro también comunitario pero con gravamen distinto. Es conveniente matizar que las operaciones con Canarias, Ceuta y Melilla, pese a ser territorios con un tributo diferente al del resto de la Península, no se consideran operaciones intracomunitarias, sino importaciones o exportaciones.

-El vendedor y comprador de la operación tiene que ser trabajador autónomo o sociedad y deben estar registrados como operadores intracomunitarios.

Plazos de presentación 

El modelo 349 debe presentarse mensualmente durante los 20 primeros días naturales del mes inmediatamente posterior al correspondiente periodo mensual. A continuación te detallamos los plazos regulares de presentación del modelo 349 y los supuestos:

-Presentación mensual (349 mensual): Si el total de las operaciones intracomunitarias asciende a más de 50.000 euros.

-Bimestral:  Cuando al terminar el segundo mes de un trimestre el importe de las operaciones intracomunitarias supere los 100.000 euros.

-Trimestral: En caso de que la totalidad de las entregas de bienes y prestaciones de servicios no exceda de los 50.000 euros.

-Anual: Si los ingresos generados no han superado los 35.000 euros y las entregas de bienes a otro estado miembro no exceden los 15.000 euros.

Cómo rellenar el modelo 349 paso a paso

Puedes presentar el modelo 349 de forma telemática, con DNI o certificado electrónico, bien a través de la Oficina Virtual de Hacienda o mediante un software de contabilidad que te permita el cálculo, la descarga y la importación del fichero desde tu ordenador al sistema de Hacienda. La cumplimentación del modelo 349 es relativamente sencilla. En la primera hoja, la hoja resumen, hay varias partes diferenciadas:

-Identificación, donde se harán constar nombres y apellidos, NIF, datos de contacto, etc…

-Ejercicio, período y tipo de presentación

-Resumen de declaración: Aquí debes indicar el número total de operaciones intracomunitarias, el importe de las mismas, número
total de operadores intracomunitarios con rectificaciones y su importe.

-Presentación en soporte colectivo: En caso de ha de presentarse una hoja resumen por cada cada autónomo o empresario individual
declarante.

31 de enero: retenciones a cuenta del modelo 180. Resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta procedentes del arrendamiento de inmuebloes urbano

Consiste en el resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rentas o rendimientos que procedan del arrendamiento o
subarrendamiento de bienes urbanos. Consiste en el resumen anual del modelo 115 que debemos presentar cada trimestre. Estamos obligados a presentarlo aquellos que declaremos el modelo 115, empresas individuales, profesionales o sociedades que pagamos alquileres por locales o por oficinas urbanas.

En papel deberemos presentarlo durante los primeros veinte días naturales del mes de enero, respecto a las cantidades retenidas y los ingresos a cuenta que correspondan al año anterior.

En caso de que la declaración se hubiera realizado por medio del programa de la Agencia Tributaria, el plazo de presentación será del 1 al 31 de enero para cada año, actualmente el 2020.

Modelo 190. Resumen Anual IRPF

Es el resumen anual del modelo 111. El modelo 190 en la modalidad de papel impreso deberá presentarse en los primeros veinte días naturales del mes de enero de cada año. Si se ha generado telemáticamente el plazo se extiende desde 1 al 31 de Enero. Tienen que presentarlo cada año los autónomos y pymes que presenten el modelo 111 cada trimestre.

El modelo 190 es el resumen anual de las retenciones practicadas en el IRPF a trabajadores vía nómina, a empresarios o profesionales
autónomos mediante factura. Su equivalente trimestral es el modelo 111 donde también se declaran los rendimientos del trabajo y de
actividades económicas, así como de premios, ganancias patrimoniales e imputaciones de Renta.

Para entender mejor esta definición del modelo 190 diremos que se  trata de la recopilación de la información vertida de forma trimestral en el modelo 111, mediante el cual  el autónomo o empresario entrega a Hacienda el dinero que no ha pagado a sus empleados o a otros profesionales autónomos en nombre de estos últimos. Por tanto, el declarante actúa de recaudador para la Administración que posteriormente devuelve este dinero a cuenta al trabajador, al profesional autónomo o al empresario vía la declaración del IRPF.

Quién tiene obligación de presentarlo

Como norma genérica, si has cumplimentado y presentado ante Hacienda el modelo trimestral 111, tendrás también que presentar
el modelo 190. Tienen la obligación de presentar tanto uno como otro modelo todos los autónomos o empresarios que hayan satisfecho algunas de las rentas que a continuación te detallamos:

-Rendimiento del trabajo (nómina)

-Rendimientos de actividades económicas. En este apartado están las
actividades profesionales, agrícolas o ganaderas, forestales y en
general las actividades que tributan por estimación objetiva.

-Rendimientos derivados de alquiler de inmuebles urbanos Importes en concepto de donaciones y planes de pensiones

-Premios procedentes de juegos, concursos….

Cuándo hay que presentarlo

El modelo 190 junto con el cuarto trimestre del modelo 111. El plazo de presentación del modelo 190 en el calendario fiscal se extiende del 1 al 31 de enero del año posterior al ejercicio y la forma de presentación es únicamente telemática en la sede electrónica de Hacienda.

También tienes que presentar el modelo 190 si quieres hacer una declaración complementaria o sustitutiva a otra correspondiente al
mismo ejercicio, porque hayas olvidado algún dato o porque quieras cambiar en la totalidad una por otra.

Modelo 184. Entidades en atribución de rentas 

A este impuesto deben estar atentos las comunidades de propietarios. Es una declaración anual, que presentan las comunidades que se encuentren en atribución de rentas, donde cada socio tributa en función de los resultados que les correspondan. Presentarán el
Modelo 130 (estimación directa) y 131 (estimación objetiva) por el porcentaje que posean de la comunidad.

Para tener que presentar este impuesto es requisito que se realice una actividad económica que arroje ingresos superiores a
los 3.000 euros al año.

A cada uno de los propietarios le corresponde una renta según su cuota de participación, que variará según el certificado emitido por el administrador de la finca, en el que consten los ingresos y las retenciones practicadas sobre los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top