X

Los estibadores desconvocan la huelga

El Ejecutivo exige retrasar la aprobación del decreto y que los sindicatos y empresas se sienten a negociar sus convenios laborales

El Autónomo Digital. Los sindicatos convocantes de las huelgas en los puertos españoles (la gremial Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, UGT y CC.OO.) han dado marcha atrás, después de que el Gobierno ofreciera ayer por la tarde retrasar la aprobación del real decreto ley con la reforma de la estiba con la condición de que se suspendieran los paros, previstos para los próximos días 20, 22 y 24, y las partes optaran por «favorecer» el diálogo «en el marco de la negociación colectiva», a instancias del Ministerio de Empleo.

Las organizaciones sindicales han advertido que la suspensión también dependerá de la posición que adopte la patronal, Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques), pero esto no parece un impedimento ya que la propia Anesco ha manifestado ya su disposición al diálogo con los sindicatos de estibadores.

El departamento que dirige Íñigo de la Serna señaló que se encontraba «dispuesto a retrasar hasta el Consejo de Ministros de la semana que viene (en vez del que se celebrará este viernes, cuando estaba previsto) la aprobación del real decreto ley de reforma de la estiba, impuesta por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea» con el fin de «favorecer el diálogo, si los representantes sindicales y la patronal se sientan a negociar en el marco de la negociación colectiva».

No obstante, Fomento recordó que los «aspectos planteados por los sindicatos no tienen cabida en el real decreto ley, porque la Comisión Europea no lo permite, pero sí pueden abordarse por la vía de la negociación colectiva».

El Ejecutivo, por su parte, invita a que sindicatos y empresas se sienten a dialogar en el marco de la negociación colectiva con el respaldo de la mediación del Ministerio de Empleo.

Fomento está «convencido de que sindicatos y patronal tienen todas las posibilidades del mundo de sentarse a negociar cuestiones pendientes que son perfectamente compatibles en el citado marco». El Gobierno señala que resulta «imprescindible que dicha negociación se desarrolle en un clima de normalidad que favorezca el diálogo y la negociación» y que la supresión de los paros parciales (durante horas impares) «evitaría un grave perjuicio para nuestros puertos y, en general, para la economía española, así como los posibles inconvenientes que se pudieran ocasionar para los ciudadanos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top