X

La tendencia en digitalización: softwares adaptables, accesibles y amigables

Rogério Canhoto, de PHC Software, explica la tendencia en softwares de gestión: "omnipresentes en toda la realidad de la empresa" y "que coloquen el foco en las personas y en el valor que les aportan a su día a día".

La digitalización de un empresa admite infinitas posibilidades, ángulos y aspectos en los que puede ser implementada, tanto en los procesos internos como externos. Cada sector, actividad y modelo de negocio tiene unas necesidades. ¿Pero cuál debe ser el primer paso? ¿Por dónde hay que empezar?

Para Rogerio Canhoto, director de negocios de PHC Software, hay dos cuestiones clave que resultan fundamentales para la gestión de la empresa en España. “En primer lugar, la necesidad de contar con un software accesible en la web y en cualquier teléfono móvil o Tablet. En este sentido, es fundamental que ese software responda a las necesidades de la empresa a nivel de automatización de procesos y que se adapte fácilmente a las necesidades concretas de la empresa”.

Por otro lado, asegura el experto digitalización y automatización de procesos que “los empresarios deben pensar en un software de gestión más allá de las aéreas tradicionales como la facturación”. “Lo realmente imprescindible es contar en la empresa con un ERP (Enterprise resourse planning) que actúe como un sistema nervioso digital de la empresa y que incluya herramientas útiles para el día a día, como un CRM Customer relationship management, una intranet social, la gestión interna y colaborativa de los proyectos o herramientas de customer experience”, especifica. 

¿Cuánto debe invertir una pyme para digitalizarse?

PHC-Rogeerio-Canhoto
Rogério Canhoto, director de negocio de PHC SOftware.

Depende de las necesidades de cada empresa, pero hoy en día existen soluciones para todos los niveles de maduración de un negocio. Desde PHC Software recaen en la importancia de atender a cada tipo de negocio y ofrecer el mismo nivel de eficacia y resultados a todas las empresas, independientemente de su tamaño. “Antes de invertir en digitalizarse, el empresario debe identificar las necesidades reales de gestión a las que se enfrenta día a día y, por otro lado, obtener una solución de gestión que se adapte a ellas”, indica Canhoto. 

A partir de ahí, continúa el experto, todos los negocios buscan lo mismo: potenciar el crecimiento de su empresa mediante el aumento de las ventas, el control de los costes y diferenciarse de la competencia. Para ello, Canhoto asegura que es importante que elijan un software que les ofrezca movilidad y adaptabilidad, permitiéndoles escoger qué soluciones necesitan y cuáles no.

Según apunta, también debe ofrecerles productividad y facilidad de uso sin grandes costes o retrasos en la instalación, algo que “queda eliminado con el uso de software de gestión online”. Se debe invertir en “una digitalización que se adapte a cada etapa del negocio, acompañe a las empresas en su crecimiento y evolucione en función de sus objetivos”, concluye.

Digitalización en España

“A pesar de que la transformación digital es un tema del que llevamos oyendo hablar bastantes años, aún queda más camino por recorrer del que podríamos tener en mente”, indica Rogério Canhoto, el cual identifica una doble fase en el estado de transformación digital de las empresas españolas. Una de ellas, ya en marcha en muchas empresas, consiste en “desarrollar un sistema nervioso digital para la empresa y digitalizar los procesos internos logrando mejoras en la velocidad, la rentabilidad y, en definitiva, en la gestión”.

Por otro lado, muchas otras aún no han logrado completar esta transformación y no han digitalizado todos sus procesos internos. Para el director de negocio de PHC, este retraso en la digitalización de algunas empresas podrá suponer que “lleguen tarde a los retos e innovaciones que ofrezca el futuro con aplicaciones tecnológicas como la Inteligencia Artificial, el IoT o las redes 5G”.

Tendencias en los nuevos softwares de gestión empresarial

Aunque existan tendencias sobre componentes tecnológicos que sustentan el software de gestión, como es el caso del cloud o de la inteligencia artificial, para Canhoto la tendencia principal es centrarse en el usuario y en aportar ventajas para la empresa. “La gran tendencia actual pasa por que el software sea omnipresente en toda la realidad de la empresa, permitiendo automatizar los procesos, controlar los costes y aumentar las ventas. Es decir, más que la tecnología que está en la base, la gran tendencia es colocar el foco en las personas y en el valor que la tecnología aporta a sus vidas en su día a día”, desarrolla.

La segunda tendencia, observa Canhoto, es la adaptabilidad de los softwares. Observamos cómo muchas empresas se están cambiando al software de PHC porque, en un mundo cada vez más volátil y rápido, necesitan herramientas que permitan esta agilidad de respuesta y adaptación a nuevas realidades”, señala. Según han observado, uno de los obstáculos más grandes en pymes y autónomos reside en que algunas empresas apuestan por un software y un par de años más tarde se les queda obsoleto por crecimiento de la empresa o por cambios de mercado. “Se ven obligados a empezar de nuevo con el proceso”, explica el experto.

Agrega el director de negocios de PHC que hoy en día el uso del software ya no es una opción para la gestión de las grandes empresas, sino una obligación. “Todas, independientemente de su tamaño o sector, cuentan con unas necesidades que solo pueden resolverse mediante la tecnología. Todas las empresas de hoy en día necesitan herramientas que se adapten a los cambios, se mantengan actualizadas y ofrezcan agilidad de respuesta”, afirma.

Ventaja competitiva de la innovación

“Es posible decir que la actual inversión en innovación tecnológica por parte de las empresas sabe a poco, ya que soñamos siempre con más, pero existe la conciencia por parte de los empresarios de que sin innovar y sin tecnología no lograrán mantenerse competitivos”, asegura Rogerio Canhoto. En este sentido, no tiene ninguna duda de que la inversión crecerá en los próximos años, ya que “hemos visto cómo la innovación en la gestión es una ventaja competitiva en la medida en que acelera el rendimiento”. “Quien no innove en gestión es más que probable que se quede rezagado”, culmina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top