X

Los asesores fiscales tendrán un código de buenas prácticas tributarias

Official Press/El Autónomo Digital. La Agencia Tributariatrabaja en la redacción de un código de buenas prácticas para asesores fiscales.Este es similar al código de buenas prácticas tributarias para las grandes empresas, ya existente, que fomenta las buenas prácticas fiscales, la transparencia y la cooperación en materia fiscal, así como la reducción de los litigios.

De momento, se ha adelantado que se está creando un censo. Además de un protocolo para crear este código para que se adhieran los profesionales de la asesoría jurídica. Así lo avanzó a el delegado central de grandes contribuyentes de la Agencia Tributaria, Ignacio Huidobro, durante una jornada sobre el impuesto de sociedades organizada por la escuela de negocios IESE en Madrid.

El código de buenas prácticas fiscales “está abierto a todo el mundo”, ha recordado Huidobro. Sin embargo se trabaja en uno específico para que se adhieran los profesionales de la asesoría jurídica.

Estos códigos de buenas prácticas, al igual que el futuro suministro inmediato de información del IVA, se enmarca en el cambio “cultural y cooperativo” de la administración tributaria. Este pretende ofrecer asistencia al contribuyente y promover la colaboración al tiempo que se garantiza la seguridad jurídica.

El código de buenas prácticas tributarias de las grandes empresas

El ya existente código de buenas prácticas tributarias, impulsado desde el Foro Tributario de Grandes Empresas en cooperación con la Agencia Tributaria, recoge las acciones que contribuyen al establecimiento de un estándar de buena gobernanza para las empresas implicadas.

Es voluntario el cumplimiento de este código de buenas prácticas tributarias, que sirve igualmente para medir la reputación de las empresas implicadas. Éstas también se ven beneficiadas de una mayor agilidad en el control tributario. Así de la consiguiente reducción de la conflictividad en sus relaciones con la Administración.

El anexo de este código contempla dos apartados esenciales. Uno sobre el seguimiento del cumplimiento del código, y otro sobre el refuerzo de las buenas prácticas de transparencia fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top