¿Qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa?

¿Qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa?

Siendo una versión modificada de la Sociedad Limitada introducida en el año 2003, la SLNE tiene la intención de simplificar y acelerar el proceso de constitución de una empresa además de hacer un poco más fácil su actividad. Si aún no decides qué forma jurídica quieres para tu empresa, te invitamos a conocer todo sobre la Sociedad Limitada Nueva Empresa y decidir si es tu mejor opción.

Aspectos importantes de la Sociedad Limitada Nueva Empresa

La Sociedad Limitada de Nueva Empresa hace referencia a un tipo especial de sociedad de responsabilidad limitada, cuyo objetivo es fomentar la creación de empresas, haciendo más simple su constitución y actividad empresarial. Esta no debe exceder de cinco miembros y tiene un capital mínimo de tres mil euros, que se considera bastante razonable.

Características principales

Como ya explicamos con anterioridad la creación de este tipo de sociedad limitada con mayor flexibilidad es un intento de los legisladores de fomentar la creación de empresas excluidas del gran mercado industrial, solicitando requisitos para su constitución y su funcionamiento menos complicados. Las principales características que distinguen a una S.L.N.E. de una sociedad de responsabilidad limitada, se detallan a continuación:

Registro

Una Sociedad Limitada Nueva Empresa puede registrarse mediante un único documento electrónico junto con la escritura pública de constitución, dentro de las 48 horas siguientes a la ejecución de la escritura. Sin embargo, si optas por esta figura societaria debes saber que existen dos formas para constituirla:

Trámite telemático, en este se utiliza el Documento Único Electrónico (DUE), esta opción es mucho más cómoda evitando el traslado y ahorrando el tiempo y dinero que esto implica. Además, es un trámite bastante rápido, su duración es de dieciocho horas hábiles como tiempo máximo.

¿Qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa?

Trámite tradicional, es un procedimiento que tiene varias etapas, que incluyen:

●        Poseer la denominación social, que no es más que el nombre de la empresa que la distingue de las otras sociedades mercantiles.

●        Culminado ese trámite recibirá su identificación tributaria utilizada en el país y que se conoce como Número de Identificación Fiscal (NIF) por parte de la Agencia Tributaria.

●        Posteriormente debe presentarse en la notaría para llevar a cabo la Escritura Pública y realizar el pago del impuesto respectivo sobre transmisiones patrimoniales. 

●        Inscribir la empresa en el Registro Mercantil que corresponde según el lugar donde reside la empresa.

Denominación

Al constituir la sociedad, la denominación social debe incluir el nombre y dos apellidos de uno de los miembros que se le conoce como accionistas, acompañado de un código alfanumérico y las siglas que identifican a la figura jurídica: Sociedad Limitada Nueva Empresa o S.L.N.E. Este término puede ser modificado cuando el accionista deje de tener dicha condición.

Es importante saber que la razón social de la empresa debe incluir el nombre de uno de los accionistas sólo en el momento de la formación de la misma, luego mediante cambios y modificaciones de los estatutos sociales y con autorización del Registro Mercantil Central, se podrá adoptar cualquier nombre.

Capital social

En este aspecto se considera una figura jurídica con un capital social bastante accesible para aquellos pequeños y medianos comerciantes que inician. El monto mínimo no puede estar por debajo de tres mil euros, ni por encima de ciento veinte mil.  Es un monto que solo se puede cancelar con aportaciones dinerarias, es decir en dinero, no bienes. Si el capital social supera lo establecido la empresa debe volver a registrarse.

Accionistas

Los accionistas de una Sociedad Limitada Nueva Empresa solo pueden ser personas físicas y al momento de constituirla no puede sobrepasar los cinco participantes. Sin embargo, este número de accionista puede aumentarse. Un accionista sólo puede ser accionista único de una S.L.N.E.

Órgano de administración

Para ser miembro de la administración, las personas deben tener condición de accionistas y tener presente que el mismo nunca podrá adoptar la forma de una junta directiva.

Objeto social

El objeto social se define como la actividad o actividades a las que se dedicará esta nueva empresa, siendo alguna o todas las expresadas a continuación:

●        Agricultura

●        Ganadería

●        Silvicultura

●        Pesca

●        Industria

●        Construcción

●        Comercial

●        Turismo

●        Transporte

●        Comunicaciones

●        Intermediación.

●        Servicios profesionales

●        Servicios en general.

●        Actividades individuales diferentes.

Obligaciones fiscales y legales

Las SLNE como las demás sociedades mercantiles debe cancelar el impuesto sobre Sociedades (IS), no obstante, la legislación que regula sus funciones indica que posee ciertas ventajas fiscales con respecto a otras figuras jurídicas:

●        La Sociedad Limitada Nueva Empresa, podrá cumplir con sus deberes contables y fiscales mediante un solo registro.

●        La Disposición Adicional Sexta de la Ley de Sociedades de Capital indica que una S.L.N.E. podrá diferir el pago de determinados impuestos y/o retenciones y anticipos entre uno y dos años, sin tener que otorgar garantía alguna, aunque pagando intereses por la demora.

●        No se considera forzoso llevar a cabo los pagos del Impuesto sobre Sociedades, en los primeros dos períodos impositivos desde que esta se conforma.

●        Constitución de una cuenta ahorro-empresa.

Ventajas de una Sociedad Limitada Nueva Empresa

La Sociedad Limitada Nueva Empresa es una de las figuras jurídicas preferida para muchos que desean iniciar un negocio, esto porque existen claras ventajas que se pueden obtener al operar como una sociedad de este tipo. Estas son algunas de las principales razones por las que la incorporación de una sociedad limitada nueva empresa podría recibir tu visto bueno:

  • Protección mediante responsabilidad limitada. Es cierto que asumir riesgos calculados es parte integral de hacer negocios, pero constituir una sociedad limitada te aísla de un riesgo que pueda salir mal, es decir le brinda protección a tus bienes personales.
  • Es posible retrasar el pago de impuesto de sociedades por los dos periodos iniciales de la empresa sin necesidad de una garantía.
  • Es una figura jurídica que exhibe una mejor reputación y credibilidad, algo que es fundamental en los negocios.  
  • Conformar esta figura no resulta tan costoso o difícil, realmente es una inversión de dinero y tiempo razonable.
  • Tiene mayor y más fácil acceso a las finanzas, pues constituirse como Sociedad limitada nueva empresa puede facilitar un poco la obtención de financiación.
  • Brinda protección de un nombre comercial para una empresa futura, estableciendo una empresa inactiva para suspender el negocio y proteger tu nombre comercial al mismo tiempo.

Continúa leyendo sobre cómo hacer un organigrama de una empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.