X

Traducir una tienda online: la especialidad de Shoptexto

Shoptexto realiza traducciones y "transcreaciones" de proyectos tecnológicos centradas en la accesibilidad para aquellos negocios que necesitan traducir una tienda online, una página web o un software.

Aunque los traductores automáticos cada vez se perfeccionan más, se tardará mucho tiempo en lograr que realicen traducciones 100% fiables que tengan en cuenta las expresiones y conceptos únicos del país de origen. Sin embargo, las empresas con presencia digital, si se internacionalizan, suelen necesitar servicios de traducción especializados: desde traducir una tienda online o un sitio web corporativo hasta traducir una aplicación móvil. A menudo, buscar un traductor para según qué idiomas puede convertirse en un problema si no se dispone de una buena recomendación. 

Si necesitas traducir una tienda online, un software, una aplicación de móvil o una página web, debes saber que existen en el mercado opciones como Shoptexto, especializada en tiendas online y proyectos IT y uno de los principales proveedores de traducciones de ecommerce en España.

Las traducciones digitales de Shoptexto se caracterizan, tal y como explica Nitai Anidjar, CEO de la empresa, por favorecer la conversión y ofrecer una mayor accesibilidad en el canal online. De este modo, la compañía se orienta a la traducción profesional de proyectos tecnológicos a 60 idiomas. “Entendemos las necesidades de traducción y localización, por un lado, y las necesidades técnológicas por otro, para ofrecer la solución de traducción a cada proyecto”, explica Nitai.

traducir-una-tienda-online-shoptexto-¿Cómo funciona el sector de la traducción en el canal online?

La traducción de proyectos tecnológicos engloba desde traducir una tienda online, una páginas web corporativa o una aplicación de móvil hasta software como ERPs, CRMs o incluso chatbots. Se pueden diferenciar principalmente tres tipos de contenidos. El contenido general o comercial, por ejemplo, la explicación sobre quiénes somos en una página web corporativa o una presentación de empresa.

También tenemos el contenido legal. Habitualmente, y hoy más que nunca, la política de privacidad de un sitio web, condiciones de uso o cualquier tipo de aviso legal. Y, en tercer lugar, el contenido técnico o especializado en un sector en concreto. Por ejemplo, en ecommerce, traducir una tienda online que vende productos de parafarmacia, cosmética, moda o incluso algo más específico, lo cual implica contenido técnico y trabajar con glosarios específicos para cada empresa o marca.

Además, se traduce contenido que contiene código. Por ejemplo, a la hora de traducir una tienda online o una página web, es habitual que se encuentren en HTML o PHP o cualquier otro lenguaje de programación en función del proyecto tecnológico.

-¿Cómo funciona vuestro negocio?

Estamos centrados principalmente en los dos puntos que consideramos esenciales en este sector, la agilidad de entrega y nuestra metodología para ofrecer precios competitivos. La agilidad de entrega está basada en nuestro sistema de gestión y procesos internos. Este proceso está centrado en mantener la máxima calidad entregando traducciones revisadas por un segundo traductor cualificado. Y en segundo lugar, somos capaces de ofrecer precios muy competitivos porque nuestro sistema nos permite aprovechar al máximo las repeticiones sin errores.

-¿Vosotros sois solo intermediarios entre traductores y clientes u os implicáis en el proyecto?

Nuestro equipo tiene un know-how sólido en cuanto a proyectos tecnológicos y se implica en la organización y gestión de cada proyecto por separado. Tratamos cada proyecto como único, tanto en cuanto a la selección del perfil apropiado como en cualquier especificación técnica. No nos consideramos intermediarnos en ningún caso.

-¿Qué valor añadido aportáis a las empresas?

En definitiva, agilidad de entregas, precio competitivo y personalización del servicio, especialmente en el área técnica.

-¿Cómo lleváis a cabo la selección de los traductores?

La selección de traductores está basada en varios criterios, la titulación y un mínimo de tres años de experiencia. Además, dado que cada proyecto es único, para un proyecto en el que hay que tratar contenido técnico de un campo específico, siempre elegiremos al traductor con más experiencia en dicho campo.

-¿Cómo enfocáis las traducciones? ¿Sois fieles al texto original, hacéis una adaptación según necesidades, aportáis recursos literarios propios para mejorar el texto..? ¿Con qué objetivo?

La respuesta depende del contenido a traducir o de las preferencias del cliente. En la mayoría de casos una traducción tiene un componente de localización o adaptación del contenido y difícilmente será completamente literal. Además de traducción, también hacemos transcreación, que nos lo suelen pedir agencias de publicidad y marketing. Es decir, adaptar el mensaje de un idioma a
otro.

-De qué depende el presupuesto de un proyecto, ¿de la cantidad de texto a traducir exclusivamente?

Son varias variables las que se tienen que considerar para un presupuesto. En nuestro caso, las principales son el idioma al que se tiene que traducir, la cantidad de palabras, la ratio de repetición y el área de especialización. Por ejemplo, si el texto es para el sector farmacéutico, médico o legal, hay que tenerlo en cuenta.

-¿Usáis algún tipo de software como apoyo para la traducción?

Utilizamos herramientas de traducción asistida, más conocidas como CAT tools en el sector, y software propio que nos permite agilizar procesos.

-¿Estáis involucrados en algún proyecto de traducción online instantánea?

Estamos involucrados en proyectos relacionados de Natural Language Processing (NPL) e inteligencia artificial.

-¿Vuestros traductores son freelance o están en plantilla?

Operamos con diversos tipos de contratos en función de la combinación idiomática y la demanda o volumen solicitado por nuestros clientes.

-¿Qué futuro le auguráis a la profesión?

Aunque las malas lenguas predicen que es un sector al que le quedan dos días y la inteligencia artificial sustituirá a los traductores, es difícilmente concebible a día de hoy, especialmente cuando hablamos de contenido especializado en un determinado campo. La inteligencia artificial y otros avances serán un apoyo indiscutible, tal vez complementarios, pero no sustitutos definitivos. O, al menos, no con la velocidad que pensamos.

-Objetivos para 2020.

Shoptexto seguirá centrando esfuerzos en ecommerce y proyectos tecnológicos al mismo tiempo que desarrollando soluciones tecnológicas estratégicas para el sector de la traducción. Otro objetivo es el aumento de la presencia en nuestros países vecinos, que ya nos consideran para sus traducciones. Pero todavía queda mucho camino que recorrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top