X

La alimentación del futuro (cercano): sostenible, digital y bajo demanda

Según un informe de The Valley, las cuatro tendencias que marcarán el futuro de la alimentación son la producción tecnológica de alimentos, la personalización de servicios, la optimización de la experiencia de cliente y la economía circular.

¿Cómo será la alimentación del futuro a nivel de experiencia de usuario? ¿Cómo se van a producir los alimentos a corto y medio plazo? ¿Qué cambios se van a dar en la experiencia del cliente a la hora de comprar en un supermercado? ¿Cómo se consumirá en los hogares y los restaurantes en un futuro cercano? A estas y otras preguntas se ha intentado dar respuesta en forma de tendencias en alimentación en el informe Rethink: Food&Restaurants . Elaborado por The Valley,  detecta cuatro ejes principales de cambio: innovación tecnológica en la producción de alimentos, crecimiento de la personalización y la eficiencia de los servicios, digitalización y automatización de la experiencia de cliente y el auge de la economía circular.

Tendencias en alimentación

Tres factores de cambio

El sector de la alimentación se encuentra en plena transformación en todas sus dimensiones: desde la producción hasta la restauración, pasando por la distribución. Según el informe, esta revolución se asienta sobre tres fenómenos. El primero es la disrupción tecnológica, plasmada en la irrupción de tecnologías como los asistentes de voz, la robotización, las técnicas de impresión 3D o el uso de realidades mixtas.

tendencias-en-alimentacion

Un segundo factor es la transformación en los hábitos y motivaciones del consumidor. Mucho más interesado ahora en una alimentación saludable pero que sea fácil de obtener (servicios on-the-go, on-demand…), por una parte, y ávido de experiencias únicas, por otra. La alimentación del futuro será personalizada y se adaptará específicamente a las demandas de cada consumidor.

Y, en tercer lugar, la preocupación por el medio ambiente, que ha obligado a las empresas a ser más comprometidas socialmente, más transparentes en sus procesos y más responsables con todo lo que concierne al cambio climático y la contaminación. La inclusión de programas de Responsabilidad Social Corporativa en la política integral de las compañías marca las tendencias en alimentación en un mundo cuya urgencia es la sostenibilidad. 

A continuación desgranamos las macrotendencias observadas por The Valley:

Tecnología al servicio de la alimentación

El diseño y la producción de alimentos vienen dados por la investigación y la innovación para acercarse a los horizontes trazados en salud, sostenibilidad y bienestar. Una de las tendencias en alimentación emergentes con mayor proyección es la introducción de la proteína vegetal en los productos de gran consumo. Las marcas optan cada vez más por ofrecer alternativas vegetarianas o veganas entre sus productos tradicionales. Del mismo modo, los alimentos elaborados en laboratorio también aumentan como alternativa a la nutrición convencional. 

Por otro lado, en los espacios dedicados a la innovación alimentaria y la gastronomía digital están surgiendo un abanico de posibilidades en el prototipado de productos y servicios gastronómicos. Por ejemplo, alimentos ricos en proteínas hechos por medio de electricidad, aire, agua y bacterias. También encontramos frutas cultivadas en condiciones de altas temperaturas y escasez de agua, de un modo más sostenible.

alimentacion-del-futuro-sostenible

Servicios bajo demanda

Las nuevas tecnologías permiten a las empresas diseñar y crear nuevos productos y servicios mucho más personalizados, accesibles bajo demanda y con la conectividad como característica diferencial. El estudio de The Valley vislumbra tres fenómenos principalmente. En primer lugar, el auge de las dark kitchen, cocinas que se centran exclusivamente en preparar pedidos a domicilio. Estas están surgiendo como respuesta al incremento de la demanda de servicios de delivery. Estos restaurantes delivery-only no requieren grandes instalaciones, ya que funcionan solo con servicio de entrega, por lo que el día a día es más sencillo que el de un restaurante tradicional y se ahorran ciertos costes.

En segundo lugar, la influencia Netflix se extiende a todos los ámbitos y sectores y el de la alimentación no podía faltar. Están apareciendo toda clase de servicios de restauración que funcionan como un servicio de suscripción. Pagando una tarifa plana, los usuarios pueden pedir de forma digital y personalizada kits o paquetes de comida preparada y recibirlos a domicilio. Según el informe Rethink: Food&Restaurants, para 2025 se estima que el mercado de las entregas de kits de comida supongan 9.000 millones de dólares a nivel mundial.

Por último, la inteligencia artificial también tiene un papel trascendental en el cambio de paradigma que nos lleva hacia la alimentación del futuro. Sobre todo en lo que respecta a la conectividad, ya que está haciendo posible realidades como efectuar compras a domicilio a través de asistentes de voz o recoger pedidos realizados vía online en puntos de retirada físicos en los que no es necesario hacer cola. Los expertos en IA están desarrollando también la tecnología que permitirá solicitar y pagar combustible o comida y reservar en restaurantes a través de vehículos conectados a marketplaces que se manejan mediante voz, control de movimiento o control táctil.

Optimización de la experiencia de cliente

Tecnologías como la robótica, el big data, la realidad aumentada o el reconocimiento facial están comportando una transformación de la forma en que el usuario accede a los alimentos. Dentro de la macrotendencia relacionada con la innovación en costumer experience, según el informe de The Valley, destacan, por un lado, los modelos innovadores de gestión en dos canales, el online y el offline, mediante herramientas mobile y robótica.

Como ejemplo de las primeras citan las apps que integran el pago, la gestión de pedidos online o los establecimientos que usan clubs de fidelización para mejorar la experiencia de usuario. En el segundo caso, The Valley pone atención a la tendencia de los supermercados robotizados. Los autómatas realizarán los trabajos de reposición o limpieza dentro de poco. Para 2025, el pronóstico es que 4 millones de robots campen a sus anchas por más de 50.000 supermercados.

alimentacion-del-futuro-experiencia-de-cliente

Por otro lado, el punto de venta físico adquiere diversas facetas en las tendencias en alimentación . En los supermercados, sin ir más lejos, se pueden adquirir productos de tres maneras. Por un lado, una íntegramente digital en la que el reconocimiento facial actúa como método de pago. Por otro,  una en la que la compra se pide online y se recibe a domicilio. Y otra mixta,  en la que la compra se realiza a través del móvil en la tienda física y se recibe en casa.

Además, los establecimientos de comida están aprovechando la tecnología para crear espacios novedosos desde el punto de vista sensorial y material. Por ejemplo, ya existen locales donde todos los utensilios están impresos en 3D, desde las vajillas hasta el mobiliario. Otros restaurantes ya ofrecen una carta virtualizada en la que el acto de pedir implica visualizar los platos de forma inmersiva en realidad aumentada.

Economía circular , una de las tendencias en alimentación

La cuarta tendencia tiene que ver con minimizar los desperdicios y reutilizar materiales. Los nuevos modelos de negocio que basan sus procesos en la economía circular siguen dos líneas claras. Por un lado, la búsqueda de la sostenibilidad tratando de acercarse al zero-waste (resisuo cero). Cada vez es más común ver menús fijos que facilitan la previsión de materias primas y evitan desechos. Asimismo, destaca el incremento del uso de recipientes reutilizables, libres de plásticos o biodegradables que evitan o reducen la huella ecológica. 

Por otro lado, lo que se conoce como upcycling o suprareciclaje. Persigue el objetivo de fabricar productos de gran valor a partir de materiales reciclables de escaso valor inicial. Es decir, transformar residuos en objetos de valor. Es el caso, por ejemplo, de los envases sostenibles elaborados con quitina, un desecho proveniente de las langostas. O los alimentos nutritivos cocinados en impresoras 3D con productos demasiado maduros para ser vendidos pero perfectamente comestibles.

The Valley, en su espacio de innovación experimental The Place, ha diseñado un itinerario abierto al público donde se pueden conocer algunas de las aplicaciones tecnológicas disruptivas que están cambiando el sector, como internet de las cosas, videomapping capacitativo, asistentes digitales, robótica y drones. La exposición estará abierta hasta el mes de mayo.

El itinerario lo protagoniza una hortaliza, que sirve como hilo conductor en lo que se ha bautizado como “el viaje del producto”. Desde la producción hasta el consumo en la alimentación del futuro. En este itinerario se pueden descubrir aplicaciones como la conexión de huertas para optimizar la actividad productiva, cestas inteligentes con sensores para comprar en el supermercado, domótica de electrodomésticos inteligentes y conectados o restaurantes cuya carta se personaliza en función de nuestro perfil dietético.

itinerario-rethink-alimentacion-del-futuro

Un comentario

  1. Una visión del futuro de nuestra forma de consumir interessante. Ya notamos que muchos de nosotros incluimos la plataformas digitales para evaluar las calorías de nuestros alimentos o realizar pedidos en tiendas online de alimentación. Por cierto no volveremos atrás. Un consumo mas inteligente gracias al online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario
scroll to top