X

Un programa ayudará a mujeres emprendedoras a mantener sus negocios

La Asociación de Mujeres Emprendedoras de la Comunidad Valenciana ha desarrollado una hoja de ruta que pretende fomentar el empoderamiento y la autonomía de las emprendedoras para reducir la brecha de género.

La Asociación de Mujeres Emprendedoras de la Comunidad Valenciana (AME) ha desarrollado un programa en el que las emprendedoras podrán obtener apoyo para desarrollar sus proyectos y ganar autonomía para mantener sus negocios.

El programa parte de la detección de una serie de obstáculos principales que tratan de corregir. “Si tuviéramos que desgranar cuáles son las causas de la baja participación femenina en el mundo empresarial podríamos señalar cuatro principalmente”, señala Susana González, presidenta de la asociación de mujeres emprendedoras, y nos los desgrana uno por uno:

Motivos de la falta de mujeres emprendedoras

1. Obstáculos internos

“A veces, uno de los grandes problemas que tenemos las mujeres para emprender somos nosotras mismas. La falta de confianza y la inseguridad llevan a muchas a dar un paso atrás en esta carrera profesional. Los roles de la mujer y el hombre en el mercado laboral se siguen perpetuando y solo pueden combatirse con una educación basada en la igualdad desde la niñez”.

2. Obstáculos profesionales

“El mercado de trabajo es un mundo dominado por los hombres y para los hombres. Solo un 24% de las mujeres de todo el planeta ocupa puestos de alta dirección. Es decir, nosotras tenemos más limitaciones para crecer profesionalmente. Esto influye en la experiencia y en el liderazgo, pero también en el poder económico. Sin duda, tres aspectos fundamentales para emprender. Según el informe “Mujer pobreza y desarrollo sostenible” elaborado por la Fundación COPADE en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, en las ciudades de España el porcentaje de mujeres emprendedoras es del 30% frente al 70% de los hombres”.

3. Obstáculos familiares

“La ONU asegura que las mujeres dedicamos entre 1 y 3 horas más a las tareas del hogar y entre 2 y 10 veces más de tiempo al cuidado de los hijos que los hombres. En España el 83% de personas que cuidan a una persona en situación de dependencia son mujeres. En la Unión Europea un 25% de las mujeres ha dejado su trabajo a la fuerza debido a asuntos familiares, mientras que el porcentaje para ellos es de solo un 3%”.

4. Obstáculos económicos

“Las mujeres ponemos en marcha las empresas con la mitad de capital que los hombres, según un estudio del National Women’s Business Council. Las dificultades de financiación se deben a que nosotras podemos aportar menores avales y ahorros económicos, dado que solemos ocupar puestos peor remunerados. Sin embargo, el informe también confirma que otra de las causas es la desigualdad. Muchos inversores varones prefieren apostar por otros hombres”.

Desde la AME se han propuesto trabajar sobre estos cuatro puntos y han creado el plan estratégico SOSME. “Comenzamos a elaborarlo hace un año, tras varias reuniones con Diputación de Valencia. Nos planteamos la necesidad de crear una red de sostenibilidad y apoyo que sirva para que las mujeres emprendedoras podamos mantener nuestros proyectos a lo largo de todo el ciclo vital. SOSME busca un cambio de paradigma en cuanto a las distorsiones existentes en el modelo productivo y reproductivo”, apunta Susana González.

Señala la directiva que aunque emprender siempre implica mucho esfuerzo y dedicación, “para una mujer emprender implica aun más esfuerzo por la diferencia de oportunidades y el rol que cumple en la sociedad como madres y/o cuidadoras”. Sin embargo, para la sociedad la desigualdad en el emprendimiento pasa casi desapercibida. “En el momento que estamos viviendo, en el que se cuestionan las desigualdades entre hombre y mujer, los tradicionales roles de género, la brecha salarial, el techo de cristal, etc, la creación de un ecosistema de emprendimiento supondrá una herramienta de empoderamiento parta la mujer que fomente su autonomía, ponga en marcha su proyecto y lo mantenga”, reivindican desde la asociación.

Acciones del programa de mujeres emprendedoras

La hoja de ruta de SOSME incluirá diferentes proyectos encaminados a los siguientes fines:

-Crear una red de apoyo para que las mujeres que así lo decidan sigan vinculadas a su labor productiva en las etapas de crianza y/o cuidados en la familia.

-Detectar colectivos de mujeres en riesgo de exclusión y sus necesidades.

-Fomentar el empoderamiento e integración social mediante el emprendimiento.

-Visibilizar los proyectos de emprendimiento liderados por mujeres.

-Visibilizar la problemática que tienen que superar las mujeres para emprender y mantener sus negocios a lo largo de su ciclo vital.

-Eliminar la brecha digital de género.

-Mentorización donde empresarias y empresarios con experiencia tutelen a nuevas emprendedoras y/o mujeres empresarias para reducir la tasa de fracaso empresarial.

-Mentorización y coaching para ayudar a mujeres en el aspecto emocional del emprendimiento.

-Proyectos de educación formal y no formal para promocionar el emprendimiento en centros educativos.

-Jornadas divulgativas donde emprendedoras destacadas ayuden a visibilizar el tema.

-Conocimiento e investigación del emprendimiento rural de las mujeres, dada su elevada tasa en comparación con la de las ciudades (54% mujeres – 46% hombres frente a 30%-70%).

Desde AME se planea buscar la implicación de organismos e instituciones, públicas y privadas, y la financiación en la Unión Europea para el desarrollo de estos proyectos. De esta manera se pretende poner en valor los beneficios que genera para la sociedad la figura del cuidador y equilibrar la balanza entre el cuidar/producir y hacer un llamamiento para que esta función no se adscriba únicamente a la figura femenina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top