X

L’Oreal implanta el redondeo solidario de la firma valenciana Citicents

La propuesta pretende conectar la solidaridad entre empresas y clientes

El Autónomo Digital. L’Oreal, a través de Kiehl’s, ya ha implantado el redondeo solidario CitiCents en sus establecimientos en España. Así, CitiCents, el redondeo solidario, impulsado por la empresa social Felidarity, se ha posicionado como una verdadera herramienta innovadora de cooperación, al integrar en la vida diaria pequeños gestos solidarios que conectan emocionalmente a la marca con el cliente, a través del redondeo del tique de compra.

Con el apoyo de 16 ONG e importantes marcas, CitiCents permite aumentar la percepción de responsabilidad social que tienen los clientes respecto a las marcas que consumen.

Para ello, CitiCents propone a los clientes de la empresa redondear el importe que pagarán por la adquisición de un bien o servicio y, a cambio, la empresa aportará la misma cantidad a un proyecto social previamente definido. Cliente y empresa colaboran juntos con una causa solidaria concreta que gestiona una de las ONG que hoy en día ya apoyan a CitiCents.

De este modo, esta iniciativa se traduce en un canal sencillo, accesible y asequible para millones de personas a las que les gustaría ser solidarios convirtiéndose, asimismo, en una forma de visibilizar la solidaridad de las marcas y las empresas.

Kiehl’s, de Grupo L’Oreal, con CitiCents

Según han informado fuentes de esta iniciativa, CitiCents ya está en todas las tiendas de calle que la marca neoyorquina Kiehl’s tiene en España. El objetivo es ayudar a financiar la construcción de un jardín en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, proyecto liderado por la ONG Juegaterapia, que ayuda a los niños enfermos de cáncer a través del juego.

Los próximos pasos serán integrar CitiCents en las tiendas que Kiehl’s tiene dentro de El Corte Inglés y en la tienda online de Kiehl’s. Y, por supuesto, integrar CitiCents en otras empresas, sobre todo de gran distribución, que apuestan por visibilizar su solidaridad como un elemento de conexión emocional con sus clientes.

Apoyo de las ONG

CitiCents aspira a convertirse para millones de personas en una forma de ser solidario y, por tanto, en una fuente de financiación solidaria para muchos proyectos que están llevando a cabo las ONG. Cuando el cliente llega a la tienda, se le informa del proyecto que se está financiando y la organización que lo gestiona y la persona que está en caja le invita a sumar voluntariamente CitiCents a su tique de compra.

La empresa es, por tanto, quien recauda todas las donaciones, que envía directa e íntegramente a la ONG que gestiona el proyecto. Sumándole su donación en función de lo que aporta el cliente.

Para hacer CitiCents sostenible, la empresa social Felidarity factura un porcentaje a la ONG por la prestación de servicios que le ha realizado. Este porcentaje es mucho menor de lo que hoy en día están destinando la mayoría de las ONG a la captación de fondos y 100% variable en función de lo recaudado.

En todo este proceso, las ONG son una de las piezas clave, porque necesitan tener acceso a una financiación más barata y que genere una conexión con marcas y personas menos invasiva. Esto ha hecho que las ONG hayan sido las primeras en confiar en CitiCents. De hecho, la iniciativa ya cuenta con la colaboración de 16, entre las que destaca UNHCR-ACNUR, Menudos Corazones, Entreculturas, OXFAM Intermón, Cáritas Española, Plan de Ayuda en Acción o Aldeas Infantiles SOS.

Sobre CitiCents

CitiCents es el primer producto que lanza al mercado Felidarity, una empresa B Corp (una de las escasas 20 que existen en España), que tiene como finalidad “desarrollar y visibilizar los valores de las marcas para generar relaciones emocionales positivas con sus stakeholders” (partes interesadas en un negocio).

B Corp es un movimiento global de más de 2.000 empresas en 50 países y 130 sectores con un único fin: que un día todas las compañías compitan por ser las mejores para el mundo, y, como resultado, la sociedad camine hacia estadios de bienestar compartido cada vez mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top