X

Laura Fernández: “Con el elearning tú te distribuyes tu tiempo”

Ingenius Learning desarrolla aulas virtuales a medida para el cliente. Hablamos con su creadora acerca de las posibilidades y los retos de de este campo para el futuro de la formación.

El Autónomo Digital
elearning-ebook

En un mundo cada vez más frenético donde el tiempo es el bien más codiciado, el elearning se ha erigido en una poderosa herramienta para formarse sin tener que ajustarse a rígidos horarios y compromisos académicos. “Con el elearning tú te distribuyes tu tiempo”, afirma Laura Fernández, a la que entrevistamos para que nos hable de Ingenius Learning, su empresa de creación y gestión de aulas virtuales.

Indica que realizan proyectos tanto de gestión y administración de plataforma virtual como de diseño y programación de la misma. En un principio, la formación online era un área más de desarrollo de la empresa, pero hoy por hoy se ha convertido en la principal y se dedica en casi el 100% a dicha actividad. También desarrolla proyectos de tutorización de cursos para clientes específicos, así como proyectos de consultoría en el área de digitalización y marketing.

-¿En qué partes del ámbito de la formación electrónica os implicáis?

Dependiendo del proyecto, nos implicamos desde el inicio con la programación y diseño del aula o, si el cliente ya tiene una plataforma, le realizamos una auditoría para ver en qué aspectos puede mejorar y después pasamos a la administración y gestión de los cursos.

 -¿Cómo se hace y gestiona un aula virtual?

El diseño y la programación depende de la necesidades que tenga el cliente. Pueden ser cursos muy básicos con un diseño muy plano, pero hay otros que tienen, por ejemplo, un desarrollo ad hoc de los informes ajustado a sus necesidades. Que estéticamente el aula tenga determinados colores corporativos o que se parezca a la web, que esté personalizada 100% o que con un simple logo les valga…

Y en cuanto a funcionalidades y administración es lo mismo. Hay clientes a los que les vale con saber que el alumno ha hecho el curso y hay otros que quieren saber por dónde ha pasado, en qué horario, cuánto tiempo, qué calificación ha obtenido, si se ha descargado el certificado o no. Todo es muy personalizable y se puede hacer casi todo lo que el cliente quiera. Nosotros desarrollamos sobre moodle, que es código abierto. 

-¿Cuánto se tarda en hacer un aula virtual?

Yo para eso soy muy gallega. Depende de lo que quiera el cliente, pero a priori en una semana podría estar un aula normal, con unos diseños normales y un desarrollo básico-medio. 

-¿Cuáles son vuestros proyectos más recientes?

Hemos tenido proyectos muy diferentes, desde la creación, virtualización de cursos y administración de la plataforma para una asociación de veterinarios de bovinos hasta la administración y gestión de la plataforma para Ilunion, en el que se desarrolla formación específica, como cursos enfocados a personas con discapacidad, pero también formación más transversal.

En cuanto a los dos cursos de máster para veterinarios bovinos de vacas y toros, solo podían hacer estos cursos aquí y los requisitos eran que fueran veterinarios y que estuvieron dados de alta en la asociación que nos lo pidió. Uno era de nutrición y otro de reproducción. Pensaron en hacer algo que de verdad fuese diferenciador y les valiera a los veterinarios a partir de las necesidades que ellos detectaron. Contactaron con ponentes y profesores para desarrollar un contenido con unas especificaciones que nosotros les dimos. En función de eso, nosotros lanzamos el curso en formato vídeos con un contenido y una locución. 

-Es un sector en auge, pero da la sensación de que le cuesta arrancar e implantarse en según qué sectores…

No es que le cueste arrancar, sino que le cuesta conseguir un crecimiento constante. Esto es debido en parte a que en un pasado la oferta formativa era muy parecida. Actualmente, debido a la especialización, la oferta formativa ha cambiado albergando cursos más atractivos, novedosos y con contenidos adaptados a las necesidades del mercado.

Por supuesto que hay sectores en los que la formación online aún no se ha desarrollado al mismo nivel que en otros sectores, pero poco a poco está pasando de ser la gran olvidada a una parte importante del desarrollo profesional de los empleados.

-En cualquier caso, ¿qué pasos crees que hay que dar para que se consolide?

Conseguir una oferta diferenciada, innovadora, útil, práctica y que de verdad esté enfocada tanto al desarrollo profesional del profesional como a los objetivos generales de la empresa. Es decir, una formación un poco más personalizada.

-De hecho, el elearning da un abanico de posibilidades ilimitado…

Si, y lo bueno es que que la mayoría de los formatos se pueden controlar a nivel de acceso de alumnos. Tenemos el formato SCORM, que es como la araña de Google, pero en contenido. Va rastreando la actividad del alumno. Tú lanzas un contenido en papel, me lo pasas en Word y me dices “lo quiero en formato PDF, en formato vídeo y en HTML5” y te lo digitalizamos. Lo subimos al aula y puedes ver dónde está escribiendo el alumno.

Esto es para la formación bonificada. La Fundae dice que el alumno, para bonificarse, tiene que cumplir una serie de requisitos. Que cumpla un 75% del tiempo conectado, que haga un 75% del contenido… Para validarlo necesitas ver por dónde pasa el alumno. Por norma general, todos los contenidos van en formato SCORM, que lo que hace es que puedas seguir al alumno. Es un rastreo.

-Defendéis que el elearning es un factor clave para la digitalización de las empresas. Explícame por qué. 

Sí, porque ahora que se lleva la movilidad, la flexibilidad en el puesto de trabajo, en horario, etcétera, el elearning para formación es básico porque te da la libertad de realizar la formación desde cualquier lugar. La digitalización y el elearning van de la mano, pues siempre se pueden integrar las herramientas que se emplean para la digitalización con el aula, tener el círculo cerrado y una facilidad de acceso y de información al momento.

ingenius-elearning-servicios
Servicios de Ingenius Learning.

Si tienes, por ejemplo, un CRM de la empresa, puedes hacer un web service, que es como una puerta entre el aula y ese software de gestión que comunica ambas. De esta manera siempre vas a tener integrada la información de ese empleado. Tanto en nóminas como en formación como en cualquier cosa. Son digitalizaciones para que el empresario o la persona designada para ello tenga más control de toda la empresa. Le da a un botón y ve la facturación, le da a otro y le da una idea de cómo están sus empleados respecto a sus cursos.

Se pueden hacer herramientas intermediarias de comunicación entre un aula virtual y un software de gestión. E incluso si le quieres dar una vuelta de tuerca más, puedes hacer un portal de bienvenida al aula virtual integrado en el software donde se pueda descargar el manual de bienvenida, los cursos disponibles o las últimas noticias.

-¿Qué modelos de negocio tienen cabida en torno a estos servicios?

Las aulas virtuales propias se pagan por proyecto como cualquier otro servicio. Y en el caso de las aulas externas en nuestra plataforma, hay dos opciones. Pueden enviarnos los contenidos, les creamos un entorno personalizado y pagan por el curso subido, por la duración del curso y por la matriculación del curso. El pack. Y si tienen tutorización es un extra porque tenemos que subcontratar a los tutores.

Luego muchos quieren poder matricular a los alumnos. También lo hacemos, pero son casos excepcionales porque es meterte en la chicha del aula. Nosotros les montaríamos una miniaula dentro de nuestra aula. Es como alquilarte un coche un día o un renting, para que te hagas una idea. Con el renting pagas más al mes que por el alquiler de un coche un día, pero tienes una autonomía mayor. No tienes un límite de tiempo de uso ni tienes que dejarlo pasadas 24 horas. Con esto sería lo mismo: yo te doy el aula y tú la administras durante un periodo de tiempo.

-¿Qué posibilidades tiene una pyme sin mucho presupuesto de acceder a estos espacios?

Todo el tejido empresarial tiene cabida en un entorno elearning. Es cierto que el tener un aula propia puede ser una inversión que una pyme o micropyme, a priori, por presupuesto no pueda realizar, pero nosotros por ejemplo tenemos un servicio de alquiler de aula virtual, virtualaula.es, para que este tipo de tejido empresarial pueda desarrollar la formación elearning sin que tenga que tener unas especificaciones técnicas ni un mantenimiento.

-¿Es más fácil emprender con formación elearning?

Claro, sobre todo porque al nuevo emprendedor lo que más le falta es tiempo. Si tienes que ir a un sitio para hacer un máster o un curso, tienes que estar a una hora en clase y pierdes tiempo en los desplazamientos. El elearning lo que te da es que si tienes que atender una llamada o ir a hacer lo que sea, siempre puedes pausar la formación, hacer lo que tengas que hacer, y volver a la formación. La flexibilidad y la adaptación a tus necesidades. Tú te distribuyes tu tiempo.

Podemos pensar que son herramientas destinadas al entorno puramente educativo y no es así, ¿no? ¿Las que más demandan esto son las empresas?

Hay un mix. En las instituciones y universidades hay mucho elearning también. Ahora las universidades, sobre todo privadas pero públicas también, tienen más elearning. En los grados, como te obligan a ir a clase, no hay mucho. Pero en la para los profesionales y los posgrados si que hay mucho elearning o formación mixta, parte presencial y parte elearning. Pero las privadas son las que tienen el motor en este sentido. Sobre todo por la formación bonificada, porque es un ahorro en los seguros sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top