X

La A-3 ya está abierta de nuevo

Tras atrapar a miles de personas, la A-3 se reabre, pero la alerta por fuertes nevadas se mantiene en cinco provincias.

El Autónomo Digital. El temporal de nieve, lluvia y viento que azota el sur y el este de España desde el miércoles se recrudeció ayer. Centenares de automóviles se vieron atrapados durante horas en la autovía A-3 entre Madrid y Valencia, que quedó despejada a mediodía. 4.700 viajeros de tren vieron afectados sus desplazamientos. Se suspendieron clases en más de un centenar de municipios de Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón. Y decenas de carreteras quedaron cortadas en estos territorios, además de en Baleares, por el espesor de la nieve, los accidentes de tráfico y la caída de árboles y líneas eléctricas.

La Agencia Estatal de Meteorología calificó el temporal de “histórico”. La dirección general de Protección Civil del Ministerio del Interior mantuvo la alerta para este fin de semana. Y advirtió que se esperan nevadas “muy intensas” en las provincias de Almería, Murcia, Teruel y, sobre todo, Valencia y Castellón. La Generalitat de Cataluña activó su plan de emergencia por inundaciones.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegó 200 efectivos para despejar la A-3 junto a la Guardia Civil y personal de Tráfico y la Generalitat valenciana. Una máquina quitanieves de la Diputación de Valencia abrió el acceso hasta un albergue de Casas del Río, en Requena, donde 40 niños permanecían aislados con sus profesores. Otras 11 personas fueron rescatadas en Nules (Castellón). Los viajeros del AVE entre Alicante y Madrid tuvieron que hacer parte del trayecto por carretera. Y el mar, con olas de tres metros, volvió a sumergir las playas del sur de Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top