X

Hurry App, la agencia multimedia ‘360’ que digitaliza instituciones

Herrera del Duque, Quintana de la Serena o Don Benito son algunos de los ayuntamientos que han pasado por sus manos para crear su app o web.

Avatar
hurry-app

En un sector servicios cada vez más diverso y especializado donde casi todo se subcontrata, cuesta encontrar agencias que apuesten por abarcar actividades y ofrecer un servicio integral con un equipo propio de profesionales. Digitalización, ecommerce, desarrollo de app, diseño de páginas web, comunicación corporativa o branding son campos muy distintos pero que entrañan un innegable factor común: la creatividad

Hurry App es una de esas agencias que igual le hace una app a un ayuntamiento que el vídeo promocional a un festival de música indie. Su CEO es Antonio Manzano, que atribuye esta versatilidad a una cuestión de puro desafío: “Creé Hurry App porque necesitaba disponer de una plataforma que aunara todas las áreas en las que había trabajado en el pasado: comunicación, eventos y tecnología. Quería huir de la especialización, que fuéramos una agencia capaz de enfrentar y dar soluciones a todo tipo de proyectos y retos“.

Pero no todo era motivación, también hay una razón lógica: “Muchos de nuestros clientes demandan eso. No quieren que un proveedor les haga la web, otro una app y otro les produzca un evento corporativo. Prefieren tenerlo todo unificado y que una misma empresa les pueda dar todos esos servicios”

Agencia integral

Se definen como agencia multimedia 360, lo cual es, explica Manzano, una importante ventaja para el cliente que quiere desentenderse de la parte creativa: “Nuestros servicios permiten al cliente centrarse en las áreas de producción, gestión y comercialización, siendo nosotros los que aportamos no solo la parte creativa y analítica de la empresa, sino también habilidades estratégicas”.

Casi todos los proyectos en los que trabajan son integrales. La mayoría de las empresas de nuestra zona pueden hacerte una tienda online, con todos sus requisitos técnicos, de eso no me cabe duda. ¿Y después qué? Dejan solo al cliente para que la posicione, la dinamice y se aventure en el complejo mundo del comercio electrónico”, asegura Manzano, que prefiere acompañar a las empresas en la transformación digital: “La digitalización de una empresa no es un producto, es un proceso, y nosotros queremos estar en todas sus fases al lado de nuestros clientes”.

Pese a este concepto global, si hay una cosa en la que Hurry App se destaca, es en el terreno de las apps, especialmente en las destinadas a instituciones. Antonio Manzano nos cuenta sus mejores proyectos, tanto los materializados como los soñados: 

-¿Vuestra mejor aplicación hasta el momento?

Llevamos tiempo trabajando en un proyecto propio que se llama smrtFIT, una aplicación para la gestión de centros deportivos y medición del rendimiento físico de los atletas. Contará con un sistema indicado para todo tipo de centros deportivos, a través del cual los responsables de esos centros podrán gestionar la cuotas de sus afiliados, además de diseñar y asignar entrenamientos, e incluso facilitar la reserva de clases.

Tendrá también funciones que permitan medir el rendimiento físico, como por ejemplo el porcentaje de peso máximo en cada ejercicio o el tiempo empleado en un entrenamiento. Además, la app está concebida como una red social en la que los usuarios podrán unirse a grupos en función de sus intereses: crossfiteros, runners, mountain bikers… Soy un entusiasta del deporte; practico boxeo, CrossFit, natación. Tengo muchas ganas de incursionar en este sector.

-Uno de vuestros mercados principales es el de los ayuntamientos. ¿Qué proyectos habéis realizado?
hurry-app-antonio-manzano
Antonio Manzano, CEO de Hurry App.

Trabajamos mucho con instituciones, tanto ayuntamientos como otros organismos supramunicipales. Con los ayuntamientos trabajamos en multitud de proyectos que tienen que ver con la digitalización, como el desarrollo de aplicaciones, el diseño de páginas webs e incluso el ecommerce. También trabajamos con ellos en la producción de eventos culturales, en la realización de talleres formativos o en la ejecución de campañas de participación
ciudadana.

Ahora mismo estamos muy ocupados con la planificación de un proyecto de gran envergadura para el Ayuntamiento de Don Benito, una de las ciudades más importantes de la provincia de Extremadura, ya que constituye el segundo mercado comercial y de servicios más grande después de Badajoz. No puedo contar mucho del proyecto, pero puedo decir que supondrá un gran avance tecnológico para la ciudad en su camino a ser más inteligente, eficiente y participativa. Sin duda será un proyecto que irá por delante de las exigencias que se marcan desde la Comunidad Económica Europea y espero que suponga un referente para otras ciudades de la región.

-¿Qué suelen necesitar los ayuntamientos en sus apps?

La app de un ayuntamiento o ciudad es una herramienta muy útil. A través de una app como las que desarrollamos nosotros, los usuarios pueden recibir notificaciones sobre eventos, ofertas de empleo o cortes de tráfico. Pueden avisar de desperfectos en la vía pública, adjuntando una fotografía en su mensaje. También les permite localizar vía GPS lugares de interés, rutas turísticas, comercios y restaurantes.

En algunas de nuestras apps para este sector hemos incluido formularios interactivos para realizar encuestas de participación ciudadana que tengan que ver con la realización de obras o con la asignación de presupuestos. Esto es una forma de empoderar a la población y resulta de gran utilidad para recabar datos e información que ayuden a mejorar la gestión y eficiencia del ayuntamiento.

-¿Vienen los ayuntamientos a vosotros o vais a buscarlos?

Para trabajar por primera vez con un ayuntamiento siempre somos nosotros los que damos el primer paso. Ellos reciben a diario ofertas y a menudo debemos competir con otras empresas para quedarnos con un proyecto.

-Una de vuestras especialidades son los sistemas de ventas de entradas. Habiendo plataformas en internet, ¿qué aportan estos sistemas propios?

Hemos trabajado en este tipo de desarrollos para dos ayuntamientos, el de Herrera del Duque y el de Quintana de la Serena. Son un ejemplo a seguir, ya que disponer de un sistema propio de venta de entradas les permite tener un control total sobre sus eventos. Pueden ofrecer sus entradas evitando las comisiones que ponen otros portales; y lo más importante, pueden disponer de su dinero de forma inmediata. La mayoría de los portales de venta de entradas retienen el dinero hasta días después del evento. Imagina que vendes todas las localidades de un evento. Puedes usar ese dinero de la venta para pagar a proveedores o a los artistas, evitando así tener que sacarlo de fondos o préstamos bancarios.

-¿Habéis hecho alguna incursión en aplicaciones para el mundo rural? Es un ámbito con mucho por hacer y muchas oportunidades, pero falta mucha capacidad de inversión, ¿no?

Aún no. Pero tienes mucha razón con tu planteamiento. Aquí hay un plan para dinamizar las zonas rurales del norte de Cáceres que están despoblándose a pasos agigantados. Una consultora con la que colaboramos nos pidió elaborar parte de ese plan en todo lo relacionado con su aspecto tecnológico. No sé en qué fase está el proyecto, pero no estoy seguro de que la falta de financiación sea el problema. Extremadura es una de las comunidades que más ayudas reciben desde Europa. Es más responsabilidad de los gobiernos que de las empresas, ya que son ellos los que más fácilmente pueden acceder a esas ayudas.

-Hoy en día casi toda idea de negocio innovador o utilidad nueva para el usuario pasa por las apps. Podría decirse que es la era de las aplicaciones. ¿Qué vendrá tras las apps?

Una aplicación siempre será el canal preferido por los usuarios. Y eso ocurre desde que tenemos teléfonos inteligentes a los que nos pasamos enganchados más de 4 horas al día. Consumimos publicidad, actualidad, ropa, viajes o comida a través de nuestros smartphones.

Además, una app tiene mucho mayor poder de fidelización que cualquier otro medio. Un restaurante, un ayuntamiento o una sala de conciertos tendrán más capacidad de comunicarse con sus usuarios mediante una app que través de sus redes sociales. A Facebook o Instagram debes acceder para ver qué hacen los perfiles que sigues, pero cuando activas las notificaciones de una app le estás dando permiso para que te informe de todo sin que debas estar pendiente.

hurry-app-web
Web de Hurry App.

Lo que viene tras todo esto ya lo estamos viendo. El reconocimiento facial o del iris ya es una realidad. A través de eso podremos abrir una puerta de seguridad o pagar una comida en un burger. También está la recarga de la batería móvil a través de wifi. Es muy necesario, ya que nuestros teléfonos deberán estar siempre cargados porque estarán conectados con la robótica del hogar, nuestros coches o con dispositivos médicos.

-¿Qué app os traéis entre manos ahora mismo?

Estamos trabajando en una nueva app para el ayuntamiento de una pequeña población de la provincia de Badajoz. Es un pueblecito al que tengo mucho arraigo, que me trae muchos recuerdos de mi infancia y adolescencia, por lo que es un proyecto que me enorgullece y en el que estamos poniendo mucho mimo y cariño.

-Una app soñada.

Me gustaría trabajar en el sector sanitario. Tengo un proyecto en el cajón sobre una app relacionada con el concepto de ‘observancia’ en el cumplimiento de los tratamientos médicos. Mi madre toma un anticoagulante y cada día a la misma hora debe tomar una cantidad distinta. Para ello necesita ponerse una alarma en el móvil, usar un pastillero en el que tiene cada dosis separada por días, y además debe tachar en su hoja de tratamiento la dosis una vez la ha tomado. Todo eso podría hacerlo a través de una app: tener un sistema de alarma o recordatorio; tener la pauta con la dosis que debe tomar cada día; y poder marcar una casilla con su dedo afirmando que ha cumplido. El médico podría introducir todos los datos desde un panel de control y al mismo tiempo llevar un seguimiento adecuado del tratamiento. Todo sería más fácil para un paciente como mi madre y también para el médico.

-Se dice ahora mucho que los datos son el petróleo de nuestros tiempos. Siguiendo la analogía, ¿qué serían los vehículos, qué serían las carreteras y qué serían las gasolineras?

Más que gasolineras, en esa metáfora veo petroleras, representadas por Facebook, Google y Amazon. Y más que vehículos, veo un gran pozo de explotación en la ansiosa sociedad de consumo actual, a solo un clic de tener
lo queremos mañana en la puerta de nuestras casas. Las carreteras me dan más miedo, tal vez lleven a ciudades en las que no haya tiendas, ni librerías, ni cine en sus calles.

-Hurry App en dos frases.

Agencia de marketing por el día. Laboratorio de ideas por las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios
scroll to top