X

Gestión de las emociones: dos herramientas de terapia psicológica online para afrontar el confinamiento

Conocemos dos opciones de apoyo psicológico online, Serenmind y TherapyChat. La primera, una app de terapia autoguiada; la segunda, un servicio proporcionado por especialistas a través de videollamada.

El COVID-19 ha roto por completo nuestra rutina de forma repentina. El confinamiento decretado por el estado de alarma ha supuesto una serie de cambios que han limitado el abanico de actividades que podemos realizar y han modificado sustancialmente nuestra planificación diaria. Debido a esta nueva realidad no experimentada hasta ahora, muchas personas empiezan a mostrar síntomas de ansiedad, agobio o soledad. Por ello, la gestión de las emociones es clave para sobrellevar la reclusión lo mejor posible y acometer las tareas, obligaciones y propósitos que tenemos a nuestras espaldas. Como por ejemplo teletrabajar, llevar el negocio, cuidar de nuestros hijos o familiares dependientes o realizar actividades de ocio en casa.

Como respuesta a la necesidad actual de adquirir herramientas que fomenten estados psicológicos, anímicos y emocionales positivos, han surgido varias aplicaciones y servicios que permiten recibir terapia personalizada de forma online. Hoy hablamos de dos de estas opciones, Serenmind y TherapyChat. Ambas han desarrollado sendos sistemas para que los usuarios puedan poner remedio a sus problemas, preocupaciones y sentimientos negativos producto de diversas circunstancias. Entre ellas, el encierro al que están sometidos por el coronavirus. La primera permite obtener información y ejercicios para afrontar mejor la situación y saber cómo gestionar nuestras emociones. La segunda es un servicio de sesiones de terapia en remoto.

Serenmind

Serenmind es una startup valenciana apoyada por Lanzadera y se trata de un programa psicológico autoguiado que combina contenidos terapéuticos, herramientas para ponerlos en práctica y un chatbot que naturaliza la interacción con la app. La empresa emergente ofrece acceso gratis durante un mes a esta aplicación sin necesidad de aportar datos bancarios. Solamente hay que descargar la aplicación e introducir el cupón “YOMEQUEDOENCASA” para desbloquear la totalidad de los contenidos. 

gestion-de-las-emociones

En los días que corren, las sensaciones de ansiedad, estrés o agobio, los sentimientos de soledad o tristeza o los pensamientos rumiativos provocados por la incertidumbre y la sobreinformación pueden aflorar de un modo más intenso. Esto puede lastrar problemas ya existentes en ámbitos como las relaciones de pareja, el entorno familiar o la situación económica. Por ello, es aconsejable incorporar recursos de gestión de las emociones que protejan o refuercen nuestra mente frente al sufrimiento derivado de la situación de alarma sanitaria.

Según afirman desde la startup, “el exceso de información sobre el COVID-19, casi siempre incompleta, inexacta, redundante o inconsistente, expone a las personas al sobreesfuerzo para conseguir filtrar, racionalizar e integrar la información” con el objetivo de “reducir la incertidumbre”. A esto se añade, prosiguen, “el cansancio psicológico producido por el confinamiento, que se traduce en sentimientos de agobio, ansiedad, estrés, impaciencia e incluso tristeza”.

Terapias basadas en evidencias e interactividad de los contenidos

Este tipo de situaciones pueden acabar derivando en explosiones de enfado o en inactividad a causa de la desmotivación que conlleva no poder continuar con las actividades diarias habituales. “En Serenmind hemos trasladado terapias basadas en la evidencia que se han demostrado eficaces a un formato tecnológico que ofrece contenidos psicoeducativos a través de audios y vídeos, herramientas para practicar lo aprendido y un chatbot”, señalan desde la startup. Serena, que es el nombre con el que han bautizado a la terapeuta virtual, tiene la finalidad de “humanizar la interacción del usuario con la aplicación”, destaca Kiko Avellaneda, CEO de Serenmind.

Funcionamiento de la app

Serenmind funciona a través de un itinerario donde el usuario va pasando por diferentes módulos que contienen audios y vídeos de cinco minutos. Estos le van explicando su problema y recomiendan técnicas psicológicas que pueden ayudar a mejorar su estado psicológico. Los contenidos se alternan con conversaciones con Serena que permiten practicar de forma muy sencilla e intutitiva lo que se va aprendiendo.

La app ha surgido de una investigación de más de 25 años sobre cómo aplicar la tecnología a la psicología. El proyecto lo avalan Rosa María Baños, catedrática de Psicología en la Universitat de València, y Cristina Botella, catedrática de Psicología en la Universidad Jaume I, ambas socias de la empresa.

TherapyChat

La segunda herramienta de la que hablamos es TherapyChat, una aplicación digital de videoconsulta que proporciona a sus usuarios apoyo psicológico sin necesidad de desplazamiento. Según los creadores de este servicio, para superar la ansiedad que provoca la cuarentena es recomendable evitar la sobreinformación, informarse con fuentes oficiales, huir de la hipervigilancia del estado de salud y cuidar los hábitos alimenticios. A diferencia de la anterior, esta opción se basa en el contacto directo con un terapeuta especialista por videollamada

El cúmulo de sensaciones que despierta la situación de aislamiento y la incertidumbre sobre cuánto durará puede resultar difícil de controlar. Asimismo, desconocer si estamos lo suficientemente protegidos frente al contagio, tanto nosotros como nuestros allegados, puede suponer un aumento del estrés. Y el estrés puede afectar a nuestra salud mental. Son algunas de las cosas que se deben intentar canalizar. “Nuestro cuerpo está biológicamente preparado para movilizar todos sus recursos ante situaciones de alarma. Sin embargo, cuando la amenaza es tan poco precisa es muy probable que no nos sintamos capaces de afrontar los pensamientos intrusivos y catastrofistas”. Así lo señala Aída María Rubio, psicóloga de la aplicación móvil y web de TherapyChat.

Según un estudio de The Lancet, las personas sometidas aisladas muestran mayor prevalencia de síntomas psicológicos generales como son el estrés, estado de ánimo bajo, insomnio o agotamiento emocional. Estos síntomas pueden agravarse para personas en circunstancias especiales. Es el caso de aquellos que sufren una situación de inseguridad laboral, que cuentan con escasos ingresos o que presentan síntomas psicológicos previos sin tratar. También aquellos que estén a cargo de personas mayores o dependientes. La correcta gestión de las emociones es imprescindible en estos casos para conseguir aliviar estos estados. 

Primera consulta gratuita 

Ante esta situación, aplicaciones digitales de videollamada como TherapyChat apuestan por poner a disposición del usuario apoyo psicológico online de fácil acceso. La plataforma, respaldada por el Colegio Oficial de Psicólogos por cumplir con el Código de Buenas prácticas, ofrece durante el confinamiento una primera consulta gratuita y una devolución del 25 % del primer plan que se adquiera. Esta oferta estará disponible mientras persistan las medidas de prevención y control tomadas por el gobierno.

Aída María Rubio, psicóloga y coordinadora del equipo de psicólogos de TherapyChat, lanza una serie de consejos sobre cómo blindarnos a nivel emocional durante el confinamiento para minimizar sus efectos negativos:

-Evitar la sobreinformación

Buscar de forma recurrente información sobre síntomas, número de víctimas o propagación del virus, aparte de no mejorar las condiciones de protección frente al contagio, puede derivar en un mayor estado de ansiedad. Así como en la incapacidad para desconectar de la crisis sanitaria.  Desde el punto de vista emocional, apunta Aída María Rubio que “lo ideal es conocer las recomendaciones y el escenario actual sin caer en conductas compulsivas de búsqueda de información”.

-Acceder a información de fuentes oficiales

Es básico recurrir siempre a las fuentes de información fiables como la web o los canales de comunicación de la OMS o del Ministerio de Sanidad. Además, hay que filtrar la información que nos llega procedente de fuentes ajenas, pues esta puede ser falsa, imprecisa o poco rigurosa. Y esto puede a su vez aumentar los riesgos y la alarma social.

consejos-gestion-emociones

-Gestión de las emociones: comprenderlas y aceptarlas

Una situación de emergencia sanitaria como la del coronavirus produce sentimientos de miedo, estrés y preocupación constante. La gestión de las emociones requiere, en primer lugar, saber identificar qué emociones estamos sintiendo y por qué. Comprender el origen de estos sentimientos facilitará la recuperación de un estado emocional sano. En cambio, negar la emoción, no reconocerla o bloquearla puede generar lo contrario: daños a nivel psicológico y físico.

-Evitar la hipervigilancia del estado de salud

Vigilar constantemente la propia salud puede llevar a interpretar de forma desmesurada y catastrófica los signos que aparecen en el cuerpo y asociarlos directamente con la enfermedad. Par evitar esta alarma innecesaria hay que prestar atención, en primer lugar, a los síntomas principales. Y solo si alguno de estos se cumple, ampliar la información sobre indicios secundarios. Los médicos señalan como principales síntomas del coronavirus la fiebre y la tos. Sin embargo, el dolor de garganta, el malestar, los mareos o la congestión son síntomas adicionales que se deben tener en cuenta solo si aparecen los primeros.

-Cuidar la alimentación y el descanso

Es muy importante mantener un horario de comidas y de sueño óptimo. Asegura la experta de TherapyChat que respetar las horas de sueño y seguir unos hábitos de alimentación adecuados ayuda a encontrar un equilibrio y a mejorar el estado emocional frente a la paralización general que supone el aislamiento.

-Mantener una actitud positiva

Uno de los factores que pueden provocar estrés o ansiedad es la inexistente capacidad de control y decisión que se tiene ante las medidas adoptadas en lo relativo a la cuarentena y las medidas adoptadas. Aunque suene obvio, ante esta situación es importante ser optimista frente a la adversidad. Aunque sepamos que ello no vaya a influir en el resultado, puede evitar que nos sintamos sobrepasados y ayudarnos a relativizar. Esforzarse en fomentar esta actitud es clave para una adecuada gestión de las emociones. 

-Buscar actividades placenteras

Otro punto clave: tomarse el aislamiento como una oportunidad de utilizar el tiempo de forma distinta a como lo empleamos habitualmente. Aunque nos venga impuesta, esta puede ser una buena ocasión para compartir tiempo con la pareja y la familia. Eso sí, asegurándonos de que no exponemos a seres queridos que sean grupo de riesgo. También es buen momento para practicar actividades y aficiones que se tienen descuidadas. Leer, escribir, disfrutar del cine, hacer ganchillo, hacer bricolaje o practicar juegos de mesa. Cualquier cosa vale mientras sea algo que nos apetezca recuperar. No solo vale con la gestión de las emociones. Hay que incentivar aquellas emociones positivas que nos proporcionan nuestras pasiones y las cosas que nos gustan.

-Practicar ejercicios de relajación

Para erradicar el estrés resulta útiles ejercicios de relajación o respiración que contribuyan a estabilizar el estado de ánimo. Con ellos se liberan endorfinas y se recupera energía y serenidad, según apunta Aída María Rubio. En este sentido, el entrenamiento en técnicas de respiración, la meditación o la relajación muscular progresiva pueden ser opciones efectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top