X

Datos de la EPA: también malos para los autónomos

Los autónomos disminuyen en casi 24.000, más del doble que en el mismo trimestre del año pasado

El Autónomo Digital. Los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año son muy negativos para el trabajo autónomo. Al menos así lo entiende la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Y es que el colectivo se reduce en 23.800 activos. La caída es especialmente importante en el grupo de los autónomos sin asalariados o independientes, que bajan en 45.800, aunque sí que se produce una recuperación entre los empleadores o empresarios autónomos, que suben en 22.900.

A pesar de que habitualmente el primer trimestre no es el mejor del año, puesto que se produce un efecto estacional de descenso después de las fiestas de Navidad, sin embargo el dato es más negativo que en el mismo trimestre de 2016. Entonces la caída fue de sólo 10.900. Entonces sí que crecieron los autónomos sin asalariados y, sin embargo, bajaron los empresarios autónomos.

Para UPTA estos datos demuestran que los autónomos sin asalariados siguen configurando un colectivo al que difícilmente le llegan las mejoras macroeconómicas, siendo el más débil y afectado por la crisis de entre todos los sectores laborales.

Igualmente, el secretario general de UPTA, Eduardo Abad, ha afirmado que estos datos de la EPA “son más negativos que los que se pueden deducir a través de los registros de la Seguridad Social en el mismo periodo”. “Si tenemos en cuenta que la EPA demuestra el nivel de actividad real, queda claramente reflejado que este colectivo no se beneficia del crecimiento económico“, ha señalado. Las diferencias para Abad provienen de que un número importante de autónomos, aunque siguen pagando las cuotas de seguridad social, sin embargo “no tienen una actividad efectiva o ésta está bajo mínimos”.

Esta peculiar situación se produce en los tramos de mayor edad, sector que sigue difícilmente cotizando para mantener sus derechos de jubilación, pero que ya ha tirado la toalla en su actividad económica. Por esta razón, recuerda el secretario general de UPTA, “es más urgente poner en marcha los planes ordenados de relevo generacional que UPTA viene planteando a las Administraciones Públicas que potencien medidas regeneradoras del tejido económico y ofrezcan trabajo autónomo a los jóvenes, mientras los mayores pueden acceder a la jubilación en mejores condiciones”.

Por otro lado, por lo que respecta a los datos generales, el primer trimestre se salda con 17.200 desempleados más en España hasta un total de 4.255.000, con lo que la tasa de paro sube al 18,75% de la población activa, una décima más respecto al cierre de 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top