X

Cooperativa de impulso: ¿qué es y qué ventajas ofrece para los freelancers?

Antes de explicar lo que es una cooperativa de impulso empresarial conviene tener claro qué es una cooperativa. Se puede definir brevemente una cooperativa como una sociedad legalmente constituida a la que se asocian personas para la realización de actividades encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático.

Una cooperativa de impulso empresarial es un tipo específico de cooperativa. Asimismo es una sociedad donde existen dos tipos de socios. Por un lado los colaboradores, aquellos que ofrecen servicios de gestión burocrática, guía, orientación profesional, consulta, formación o asesoramiento de negocio. Por otro, los asociados o socios trabajadores pueden ser emprendedores, freelancers, trabajadores ocasionales o intermitentes. Se trata de una organización que permite a estos últimos desarrollar su actividad con costes reducidos dentro del marco legal establecido en la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas modificada por la Ley 5/2018.

cooperativa-de-impulso-coopart

Roles en una cooperativa de impulso

Los socios colaboradores son las personas que, aunque no realicen la actividad a la que se dedica la cooperativa, aportan la cantidad inicial para su creación. Además la ponen en marcha y gestionan mediante los estatutos de la sociedad.

Los socios trabajadores son las personas que realizan esa actividad laboral, social o empresarial para la que se ha creado la sociedad y se benefician de la ayuda mutua e intereses comunes por los que se asocian. Todos los socios son propietarios de la cooperativa y tienen los mismos derechos y obligaciones en la sociedad, pero hay unos límites:

-Su propiedad no se hereda ni se transmite.

-Todos los socios deciden de forma individual sobre la cooperativa.

-La responsabilidad de los socios sobre la cooperativa no se extiende al patrimonio personal de cada uno.

La cooperativa de impulso no es una empresa de colocación de empleo. No busca trabajo, pero favorece y permite al asociado el desarrollo de su actividad profesional. La adhesión a la misma es libre y la baja voluntaria, dada su estructura democrática.

¿Cómo se crea una cooperativa?

Hay una serie de trámites que se deben realizar obligatoriamente para constituir legalmente de una cooperativa:

-Denominación exclusiva de la sociedad. Irá seguida de “Sociedad Cooperativa” o “S. Coop.”, que es su abreviatura.

-Sede o lugar donde se realiza la mayor parte de su actividad o se realiza la gestión y dirección de la cooperativa.

-Obtención del NIF o Número de Identificación Fiscal ante la Agencia Tributaria.

-Constitución de la sociedad en escritura pública ante Notario, con redacción de Estatutos Sociales. Son las normas que van a regir la sociedad con respeto a la Ley.

-Registro en el Ministerio de Trabajo o Comunidad Autónoma.

-Inscripción de la escritura en el Registro de Sociedades Cooperativas.

-Diligenciamiento y legalización de Libros a los que la Ley obliga.

-Inicio de la actividad en el plazo de un año a partir de la fecha de su inscripción en el Registro.

Organización de una sociedad cooperativa

Por otro lado, la sociedad cooperativa dispone de los siguientes órganos:

-Asamblea general. Formada por los socios con el objetivo de decidir sobre asuntos de su competencia, ya sea por
ley o por los estatutos.

-Consejo rector. Este se encarga de la gestión y representación de la cooperativa.

-Intervención. Este órgano tiene como propósito la fiscalización de la cooperativa y de las funciones realizadas por el Consejo rector.

-Comité de recursos. Su función es resolver los recursos contra las sanciones impuestas a los socios por el Consejo Rector.

Clases de cooperativas

Existen cooperativas de primer grado y de segundo grado. Las de primer grado deben constituirse con un mínimo de tres socios, personas físicas o jurídicas. A este grupo pertenecen las siguientes clases de cooperativas:

-Agroalimentarias. Dedicadas sobre todo a la explotación y comercialización de productos de la actividad agrícola, forestal y ganadera.

-De consumidores y usuarios. Dirigidas a la defensa de los derechos ante los establecimientos abiertos al público y dedicados al suministro o consumo.

-De crédito. Se constituyen para satisfacer las necesidades de financiación de sus socios y también de terceros.

-Enseñanza. Formadas para desarrollar actividades, en sus diferentes niveles y modalidades, incluidas las actividades extraescolares.

-De explotación comunitaria de la tierra. Asocian a los titulares de derechos de aprovechamiento y uso de tierras o bienes inmuebles para su explotación.

-Del mar. Destinadas a la asociación de pescadores, armadores de embarcaciones, cofradías, organizaciones de productores pesqueros para la producción o venta de sus productos.

-De servicios. Destinadas a la asociación de profesionales o artistas que ejerzan su actividad por cuenta propia.

-Sanitarias. Estas tienen su objeto en el área de la salud.

-De seguros. Su objeto es proporcionar un servicio a las personas que se dedican a la actividad aseguradora.

-De trabajo asociado.

-Transportistas. Destinadas a mejorar las condiciones en las que prestan sus servicios y actividad.

-De viviendas. Destinadas a la asociación de personas que necesiten locales o alojamiento para sí mismas y las personas que con convivan con ellas.

Las de segundo grado se forman con un mínimo de dos socios que tienen que ser previamente cooperativas de primer
grado. Es la llamada “cooperativa de cooperativas”.

Coopart, ejemplo de cooperativa de impulso empresarial

Coopart es una cooperativa de impulso empresarial constituida con arreglo a las disposiciones contenidas en la Ley
14/2011, de 23 de Diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas, modificada por la Ley 5/2018, de 19 de Junio, que
nace con la intención de ofrecer impulso empresarial al sector artístico y musical.

¿A quién va dirigida?

startups-el-camina-hacia-una-nueva-empresa

Coopart es una cooperativa de gestión de proyectos artísticos y culturales. Nace para ofrecer cobertura a los freelance y trabajadores intermitentes y emprendedores que no pueden sostener los costes que conlleva ser autónomo o no tienen trabajo de forma estable en el sector creativo o del espectáculo, de forma individual o colectiva. Entre los perfiles que pueden asociarse a Coopart se encuentran:

-Profesionales del sector artístico: músicos, DJ, intérpretes de danza y baile, artistas circenses, actores, dobladores, presentadores y trabajadores intermitentes del sector cultural.

-Profesionales del sector audiovisual: fotógrafos y camarógrafos, directores, ilustradores, técnicos de imagen, iluminación y sonido, ayudantes de producción, escritores, traductores, editores, atrecistas o maquilladores.

 

¿Qué servicios ofrece Coopart?

Coopart dispone de una plataforma digital que te permite y facilita la realización todas las gestiones necesarias para acudir a tu trabajo en cualquier punto de España. Hace posible que ejerzas tu trabajo como freelance con todos los requisitos legales que tu actividad te exige, así como asesoramiento en todos los ámbitos. 

1. Gestión de tu alta y baja en la Seguridad Social

En función de tus jornadas laborales individuales y tus necesidades, tu cooperativa tramitará las altas y bajas en la Seguridad Social que requieras.

2. Tramitación de toda la documentación necesaria para desarrollar tu actividad

Puedes obtener la mutua, el seguro de responsabilidad civil y la certificación de PRL (Prevención de Riesgos Laborales). Se esta manera, la cooperativa garantiza el cumplimiento imprescindible de un conjunto de medidas previstas para evitar que los trabajadores sufran algún daño derivado de su actividad, en cualquiera de las fases de producción de una empresa.

3. Obtención del CAE en un plazo de 72 horas

El Código de Actividad y Establecimiento es necesario para la tramitación de los impuestos especiales en España. Y es requerido para la identificación de cada establecimiento donde se realizan actividades profesionales.

4. Gestión y tramitación de todo tipo de obligaciones fiscales

Renta, declaraciones trimestrales de impuestos, IRPF, IVA, etc. 

5. Facturar sin ser autónomo

A través de Coopart tienes acceso al servicio de facturación sin necesidad de darte de alta en el RETA. El servicio también incluye la realización de facturas electrónicas.

6. Tramitación de licitaciones

Para trabajar con un Ayuntamiento.

7. Asesoramiento

Jurídico, para tu caso concreto; laboral, exclusivo; musical, individualizado a través de los gestores.

10. Redacción de contratos

Coopart dispone de capacidad para la redacción de contratos de prestación de servicios adecuados a tu actividad. Además, ofrece revisión de tus cobros y solicitud de cualquier tipo de trámite con cualquier administración.

11. Posibilidad de deducir los gastos

Derivados de tu actividad empresarial a través de nuestro sistema de deducciones que podrás utilizar siempre y cuando sean gastos derivados de tu actividad, como los gastos de transporte al lugar donde desarrolles tu actividad siempre que esté fuera de tu lugar de residencia.

12. Utilización de la app

Puedes usar la app de Coopart para la gestión de facturas en caso de que formes parte de un colectivo.

Además, en caso de que te consolides en tu actividad profesional y desees darte de alta como autónomo, Coopart colabora con una gestoría online especializada en autónomos y pymes: Autonomoo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top