X

¿Cómo funciona la primera tienda sin dependientes de España?

El CEO de Tudecora, especializada en muebles y decoración y que cuenta con la primera tienda sin dependientes de España, explica las ventajas de este sistema para empresarios y clientes.

Lo que hasta unos pocos años parecía una quimera, a día de hoy es una realidad: la primera tienda sin dependientes de España lleva ya más de un año en funcionamiento. La empresa responsable es Tudecora, líder en el sector del mueble. Miguel Ángel López, su fundador y CEO, explica que la idea surgió a raíz de la primera tienda sin dependientes de Amazon Go en EEUU, en enero del 2018.

“Fue cuando empecé a darle un poquito la vuelta a la idea de atender la tienda en remoto. Tras hacer distintas pruebas, finalmente en noviembre de 2018 abrimos la primera de este tipo en Madrid”, cuenta López. Se trata de un modelo de negocio en el que los compradores solo tienen que seleccionar el producto y salir del local con él, sin necesidad de pasar por caja como en los comercios tradicionales.

El sistema de funcionamiento incluye un serie de sencillos pasos. El usuario rellena un formulario en la web y recibe un código por WhatsApp que le permite abrir la puerta de la tienda. “Una vez que está a menos de 10 metros, se geolocaliza con el sistema, introduce el código en el enlace que le hemos enviado por Whatsapp y la puerta de la tienda se abre”, explica Miguel Ángel López, fundador y CEO de Tudecora. 

tudecora-tienda-sin-dependientes

“Una vez está dentro, puede tocar, ver todas las calidades, abrir y cerrar cajones, ver todas las opciones que hay en la ficha de productos de la tienda online, las hay en físico para ver todos los colores de las maderas, las telas, los tiradores…”, explica el CEO de Tudecora. Si le convence la calidad, basta con que realice el pedido en una pantalla táctil que hay en el establecimiento para hacer la compra. También puede hacerlo a través de la aplicación instalada en su teléfono.

Todos los muebles tienen un código QR que el cliente puede escanear. Este les lleva a la ficha de producto, desde donde puede realizar la compra. Dispone, eso sí, de 60 minutos para ver todos los muebles. El plazo habitual para recibir el pedido es de 30 días para los objetos grandes. Escaneando su código QR se accede a un portal web con los modelos y precios disponibles. Por su parte, los objetos más pequeños, como lámparas o objetos decorativos, se pagan con la tarjeta de crédito escaneando el código y los clientes se los pueden llevar a casa en el momento.

Seguridad

El CEO de Tudecora explica que el sistema de tienda sin dependientes se basa plenamente en la confianza en los usuarios. Aún así, hay que garantizar que nadie se cuele en el local o haya robos. En este sentido, en el formulario que el cliente rellena tiene que facilitar su DNI y aceptar la política de privacidad. Son las condiciones para poder darle acceso.

Esto resuelve en parte el problema, ya que en caso de visitantes que causen desperfectos, estos quedan registrados en la app. Además, las cámaras de videovigilancia instaladas en la tienda permiten registrar indidencias de este tipo y avisar directamente a la policía si se detecta a alguien robando.

Por lo que respecta a los pagos y la seguridad de los datos del cliente, “como se hacen a través de la pasarela de pagos de la web, realmente es un pago tan seguro como si lo hicieras en tu ordenador”, asegura López. 

Ventajas para el empresario

“El empresario puede conciliar la omnicanalidad. Es decir, unir el on con el off”, explica el fundador de la tienda sin dependientes de muebles. De esta manera, puede abrir 24 horas al día los 365 días del año. Además, López afirma que esta novedad hace que la tienda se adapte a las nuevas formas de comprar del nuevo consumidor y gane eficiencia en costes. “El empresario maximiza sus resultados con esta metodología”, subraya.

Ventajas para el cliente

¿Y el comprador? “Tiene sobre todo esa libertad. Se siente libre dentro de una tienda en la que no hay personal a su alrededor. Se siente protagonista de la escena”, asegura el CEO de Tudecora. Añade que se trata una nueva experiencia para el consumidor, que con este sistema no se siente agobiado por los dependientes y puede probar los artículos a su antojo.

Según explica Miguel Ángel López, toda la visita se graba con unas cámaras y todas las visitas están asesoradas. “El cliente no está solo porque estamos vigilando por las cámaras y le asesoramos a través de videollamada. Le damos asesoramiento en decoración de lo que él necesite”, añade. Aun así, si el cliente prefiere contar con la presencia física de un dependiente, puede solicitarla y un empleado acudirá al local.

Transformación digital del empleo

¿La automatización destruye el empleo o es una oportunidad para generarlo? Para Miguel Ánfgel, “la transformación digital ya está hecha y ahora falta la transformación de las personas”. “Realmente el puesto de trabajo se ha transformado. El dependiente ha pasado a un ámbito más digital”, apunta. Y se remite a una estadística que asegura que, por cada puesto de trabajo perdido por culpa de la automatización, esta está creando 2,6.

codigo-qr-tudecora

Explica que el equipo para una tienda sin dependientes es exactamente el mismo que en una tradicional, solo que en este caso el dependiente no tiene que estar físicamente en la tienda, sino que puede atender las videollamadas de los clientes desde cualquier lugar. Considera, de este modo, que es una “oportunidad fantástica para mejorar la conciliación familiar”.

El experto en digitalización afirma que el perfil de la persona que tendría que contratar un retailer que quisiera montar una tienda como Tudecora tiene que ser un perfil tecnológico y que entienda del producto que está vendiendo. “Este sistema se puede acoplar o añadir a cualquier producto que se tenga que tocar o probar y a cualquier tienda que venda algo”, agrega.

Implantación del sistema

A raíz de esta experiencia, otras empresas se han puesto en contacto con ellos para que les ofrezcan consultoría y para implentar esta metodología de venta a sus modelos de negocio. “Les acompañamos en todo el camino. Hacemos el estudio de viabilidad para ver dónde puede adaptar esta metodología a su modelo. Les ofrecemos la propuesta de la tecnología que se necesita y también se la instalamos”, informa López.

El servicio extra que necesita contratar la empresa que quiera implantar esta aplicación es una nube donde se aloje toda la infraestructura que hace funcionar la plataforma, desde la que controla toda la tienda. “Esa gestión es muy sencilla. La  puede hacer él mismo o contratar a una persona con un perfil cun poquito tecnológico”, afirma López, que también repara en la viabilidad de la implantación para las pymes: “Es una tecnología cada vez más asequible para el pequeño retail. Los pequeños también podemos innovar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu comentario
scroll to top